TOPOLOBAMPO

¡Por el rescate de la bahía! GPO y especialistas analizan la zona manglar de la bahía de Ohuira 

Con apoyo de la Consultoría de Estudios y Evaluación de Proyectos se realizan trabajos científicos para contabilizar la cantidad de plantas de manglar de la zona

GPO y especialistas realizan estudios y monitoreo del manglar de la bahía de OhuiraCréditos: Cortesía
Escrito en SINALOA el

Los Mochis, Sin.- Gas y Petroquímica de Occidente y Consultoría de Estudios y Evaluación de Proyecto realizan monitoreo y análisis de la cantidad y tipos de plantas de manglar que se encuentran en la zona aledaña donde se construirá la planta de fertilizantes en el puerto de Topolobampo.

Freddy Zebadúa Penagos y su equipo de Consultoría de Estudios y Evaluación de Proyectos, explicaron que durante los primeros monitoreos se detectaron tres especies de mangle en la zona donde se proyecta la planta de GPO, las cuales corresponden a las siguientes: el negro (Avicennia germinans), siendo el más predominante; seguido por el rojo (Rhizophora mangle) y el blanco (Laguncularia racemosa), en menor medida. 

“Sacando algunos indicadores de salinidad para ver si hay algún problema de que ese sea u factor que esté provocando la mortalidad en algunas áreas del mangle y a partir de ahí hacer un diagnóstico y proponer algunos trabajos. “En la zona del canal pues vemos que está bien desarrollado el mangle, pero hay zonas donde se ve que no hay flujo de agua permanente y en otras que hay zonas donde se ve que hay regeneración”, dijo el experto. 

Freddy Zebadúa explicó que, para lograr la conservación adecuada del mangle de bordo cercano a la zona del Proyecto, GPO Planta de Fertilizantes diseñó e implementó métodos constructivos que permiten mantener un sistema de irrigación, el cual garantiza el flujo hídrico saludable, que emula los recambios naturales de agua de mar, promoviendo así la conservación del mangle

GPO también realiza otras: realiza inspecciones mensuales en el canal de agua contiguo al proyecto, se revisa el estado en el que se encuentra la flora y fauna presente en dicha zona, con especial énfasis en el mangle y las aves; monitoreos de calidad del aire y ruido, con los que se analiza las condiciones atmosféricas.