VIOLENCIA FAMILIAR

Niños no pasan por alto la violencia familiar; ya se atreven a denunciar a sus padres: DIF Sinaloa

La atención psicológica de la Procuraduría Estatal en menores se ha incrementado a partir de la pandemia; atiende en promedio 400 casos al mes, principalmente por casos de violencia 

¡Ya no se dejan! Niños denuncian a sus papás por violencia; hay varios casos en Sinaloa: DIFCréditos: Foto ilustrativa (Cortesía)
Escrito en SINALOA el

Guasave, Sin.- Ya no se dejan los niños y adolescentes que son violentados por sus padres, se atreven a denunciarlos directamente por maltrato; en Sinaloa, DIF estatal ha detectado varios casos de menores en esta situación, confirmó la presidenta del organismo en la entidad, Eneyda Rocha Ruiz, quien precisó que son atendidos por la Procuraduría de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes.

Rocha Ruiz, expuso que hoy en día los niños están más informados sobre sus derechos y obligaciones, pueden detectar la violencia y el maltrato, entonces eso los lleva a conocer qué es lo que pueden hacer en caso de ser víctimas.

¿Han tenido casos de niños que denuncian a papás?

“No sé específicamente cuántos casos, pero sí los tenemos”

¿Qué es lo que incita a esos niños a denunciar a sus padres?

“La violencia y que ahora el niño sabe desde la escuela a qué tiene derecho y a qué no tiene derecho, cuáles son sus derechos y cuáles son sus obligaciones; ya los niños están más informados, los niños tienen acceso al medio del Internet, entonces ya saben qué es lo que pueden hacer y eso los invita a que lo hagan”, destalló.

La presidenta de DIF Sinaloa detalló que a partir de la pandemia la Procuraduría de Protección de Niños, Niñas y Adolescentes incrementaron las atenciones psicológicas, por lo que se tiene un promedio de 400 atenciones por mes.

En los municipios la atención psicológica a menores es similar, se hace un refuerzo cuando los municipios son rebasados, es decir que los casos que no los puede atender a nivel local se pasan al Estado.

Rocha Ruiz, expuso que sin duda el problema de la violencia familiar es el punto de partida de la mayoría de los casos, que prácticamente se ha convertido en un problema social muy cotidiano en las familias sinaloenses.