TOPOLOBAMPO

Desabasto y encarecimiento del amoniaco urgen que planta de Topo ya comience a operar: GPO

Los agricultores están dispuestos a pagar lo que sea porque no hay producto más caro que el que no hay, por eso es tan importante para Sinaloa y todo el país que esta fábrica de fertilizantes ya comience a funcionar expresó Arturo Moya, director general del consorcio alemán

Créditos: Cortesía
Escrito en SINALOA el

Los Mochis, Sin.- La consulta indígena que la Semarnat realizará durante la primera quincena de junio ordenada por la Suprema Corte de Justicia Nación hacia los pueblos originarios de la bahía de Topolobampo, permitirá que ya se construya la planta de fertilizantes en Topolobampo, fábrica que es urgente para los productores agrícolas de México debido al gran desabasto y encarecimiento del amoniaco que es el insumo indispensable para los cultivos, y del cual se requieren dos millones de toneladas en el país. 

Así lo destacó Arturo Moya, director general del consorcio alemán Gas y Petroquímica de Occidente -GPO- en conferencia de prensa realizada en la Asociación de Agricultores del Río Fuerte Sur -AARFS, al precisar que el conflicto bélico entre Rusia y Ucrania, países que abastecen gran parte de la demanda de amoniaco a nivel mundial, ha acelerado la urgente necesidad de que ya comience a funcionar la planta de fertilizante en Topolobampo, ya que México es de los países más afectados por la escasez que impera. 

Añadió que con el cierre financiero GPO estará en condiciones de poder contratar y capacitar a los trabajadores que por diez años los acompañarán en la construcción del complejo petroquímico más importante de Latinoamérica.  

“Son los precios más altos que jamás han existido, los agricultores están dispuestos a pagar lo que haya que pagar porque en el mercado se dice no hay producto más caro que el que no hay, y eso es lo que está pasando, por eso es tan importante no sólo para Sinaloa sino para todo el país que esta planta ya comience a operar”.  

Por su parte, el presidente de la Asociación de Agricultores del Río Fuerte Sur, César Enrique Galaviz Lugo, expresó todo el apoyo del sector agrícola al proyecto de GPO ya que con el funcionamiento de esta fábrica de fertilizantes habría disponibilidad y seguridad del insumo, por lo que es muy necesaria.

“Ojalá que como menciona Arturo, esta próxima consulta con los indígenas sea lo más pronto posible para que esto ya concluya con los procedimientos y los requisitos que conlleva para empezar a realizar la construcción de la planta”.

Puntualizó que para el próximo ciclo agrícola otoño-invierno se prevé que continúe el mismo desabasto de amoniaco y consecuentes altos precios.