CLASES PRESENCIALES

Sin vacuna a niños y sin segundas dosis de Cansino a maestros, la CNTE dice NO a clases presenciales

No existe oposición al inicio del ciclo escolar 2021-2022, pero consideró que debe ser decisión de cada comunidad escolar, y sobre todo de los padres de familia, quienes deben de evaluar si hay o no condiciones

Sin vacuna a niños y sin segundas dosis de Cansino a maestros, la CNTE dice NO a clases presencialesCréditos: Alma Camacho
Escrito en SINALOA el

Guasave, Sin.- Sin una segunda dosis de Cansino a maestros y sin la vacuna a los alumnos, la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, no está de acuerdo en regresar a las aulas con clases presenciales, para este próximo ciclo escolar, sostuvo el representante de la CNTE en Sinaloa, José Pilar Sáinz.

Da click aquí y encuentra más información de Línea Directa Portal en nuestra página de Google News

El representante de la Coordinadora, sostuvo que no existe oposición al inicio del ciclo escolar 2021-2022, pero consideró que debe ser decisión de cada comunidad escolar, y sobre todo de los padres de familia, quienes deben de evaluar si hay o no condiciones en las escuelas para que sus hijos retornen a las actividades presenciales.

“Antes de una imponer un regreso presencial a las aulas, exigimos la aplicación de una segunda dosis de la vacuna Cansino, ya que hay muchos casos en donde se han contagiado maestros y en algunos casos graves han fallecido aun con la primera dosis de Cansino, y ante las distintas variantes que se han presentado de este virus también deben estar inmunizados los alumnos. No existe oposición al inicio del ciclo escolar, pero debe de ser una decisión de cada comunidad escolar”, expresó.

Expuso que la realidad es que en Sinaloa hay una gran cantidad de escuelas vandalizadas de los distintos niveles, y en algunos casos no sólo han robado, cableado o transformadores sino también aires acondicionados. 

Pilar Sainz criticó que considerar que sí hay condiciones y asumir esa pretensión mediática y arbitraria es desconocer el contexto y evadir la responsabilidad del Estado con la educación pública.

La exigencia es que el Gobierno Federal y Estatal cumpla con las condiciones de un regreso seguro, porque primero está el derecho a la vida y a la salud.