COVID SINALOA

¿Qué se puede hacer con semáforo COVID en amarillo? Aquí te recordamos

Sinaloa pasará a partir del próximo 23 de agosto al 5 de septiembre del semáforo rojo al amarillo; con esto las actividades en espacios públicos se reactivan ¿pero de qué forma?

Escrito en SINALOA el

Sinaloa.- El Gobierno del Estado de Sinaloa anunció que a partir del próximo 23 de agosto el semáforo COVID-19 pasará de rojo a color amarillo, el nivel medio de alerta con el que se reactivan los aforos en sitios públicos. 

Da click aquí y encuentra más información de Línea Directa Portal en nuestra página de Google News

Dicho nivel de alerta sanitaria se mantendrá de esta forma hasta el 5 de septiembre, anticipando el traslado al color verde que representa un riesgo bajo; todo esto se da justo cuando la estadística de casos de contagios comienza a reducirse luego de la tercera ola, pero también, cuando más niños y niñas se han contagiado, y el regreso a clases se avecina.  

Debes leer: Suspende Protección Civil guardería del IMSS en Los Mochis; niño de un año dio positivo a COVID-19

Pero, ¿qué actividades estarán permitidas con semáforo amarillo?, esto dicen las indicaciones sanitarias: 

Con semáforo amarillo todas las actividades laborales están permitidas, cuidando a las personas con mayor riesgo de presentar un cuadro grave de COVID-19. El espacio público abierto se abre de forma regular, y los espacios públicos cerrados se pueden abrir con aforo reducido. Como en otros colores del semáforo, estas actividades deben realizarse con medidas básicas de prevención y máximo cuidado a las personas con mayor riesgo de presentar un cuadro grave de COVID-19

El Semáforo de riesgo epidemiológico para transitar hacia una nueva normalidad, es un sistema de monitoreo para la regulación del uso del espacio público de acuerdo con el riesgo de contagio de COVID-19.

No obstante, en todos los niveles de riesgo epidemiológico se recomienda mantener las medidas de básicas de prevención:

La vigilancia epidemiológica destaca que pese al color del semáforo, se deben seguir de manera estricta las intervenciones de sana distancia, ya que de no hacerlo se corre el riesgo de que en los lugares en que no se ha incrementado de forma sustancial la actividad epidémica, pueda emerger la epidemia de forma abrupta, con la necesidad de imponer medidas más restrictivas que no convienen a la vida pública y la economía.