SINALOA

¡Qué buen diente! Quirino comía y comía… ¡Ay este hombre! Decía su esposa

Un pozolito ¡mmm, las tortas, los tacos!, el ceviche de la presa; de todo probó el Gobernador de Sinaloa en más de 200 metros de antojitos mexicanos

¡Qué buen diente! Quirino comía y comía… ¡Ay este hombre! Decía su esposa.Créditos: Martha L. Castro
Escrito en SINALOA el

Sinaloa de Leyva, Sin.- Eran las 17:20 horas de este domingo cuando el Gobernador del Estado, Quirino Ordaz Coppel, llegó a Sinaloa de Leyva, una kermese organizada por funcionarios del gobierno municipal le esperaban en los 200 metros de ampliación del malecón sobre el río Sinaloa.

Da click aquí y encuentra más información de Línea Directa Portal en nuestra página de Google News

Empezó con el agua de cebada que acompañó en un vaso hasta el final del recorrido, cualquiera hubiese podido apostar a que a mitad de los antojitos desertaría pero no, no se le vio nunca que quisiera abandonar “el barco” de la comilona, eso sí, su esposa no le pudo aguantar el paso, en las tortas de cochinita y jamón, le dijo: ¡ya no!.

Quirino Ordaz Coppel retaba a los presentes, igual le preguntaba a la alcaldesa de Sinaloa, María Beatriz León Rubio, que si estaba a dieta, como afirmar que Óscar Pérez Barros, secretario de Turismo en Sinaloa, iba sufriendo la resaca del día anterior.

“¿Son de cochinita? Me las llevo, ¿qué tal si me las llevo?”.

-“Mire oiga frijolitos para probar”…

-“La María está a dieta”.

-“No, ¿Cuál dieta?, el vestido a como sea me lo voy a meter, entra porque entra”.

-“Me pegaron en la pata de palo, lo que más me gusta, pozole, el ceviche, los tamales, me gustan de picadillo, es lo que más me gusta”.

-“Están bien tiernitos verdad”.

-“Sí, están bien ricos”.

-“Cómase un taquito Gobernador”.

-“Pero ponle la salsita por favor. Camacho y ¿el crudo dónde está?, el Óscar Pérez, anda crudo, míralo todo pálido”

-“Es el calor Gobernador”.

-“Ay no, comparte, es que no se va a acabar los tres”, le decía la señora Rosy Fuentes impresionada de lo que su marido había degustado.

Sigue la información de Sinaloa  en la sección especial de Línea Directa

Al final no dejó sentido a ninguno de los stands de antojitos mexicanos que los funcionarios municipales instalaron con sus platillos, se le cuestionó cuál el que más le gustó pero aseguró que varios de ellos eran de sus favoritos, mientras su esposa hacia caras detrás de él sumamente satisfecha.