Centro

No solo flores y duraznos: Moras, el ‘tesoro oculto’ que florece en la sierra de Sinaloa

Este singular fruto que se siembra en el Bajío, ya llegó también al solar sinaloense y se adaptó fácilmente al clima y suelo de la serranía de Badiraguato

Culiacán, Sinaloa.- No cabe duda que la madre naturaleza es sabia y benévola. Para los habitantes de Surutato las opciones productivas cada vez son más amplias, pues de duraznos y manzanas, las flores y las legumbres, hoy son las moras o zarzamoras los nuevos frutos el deleite de propios y extraños.

Macrina López López nos platica que desde hace 16 años su hermano, quien entonces trabajaba en el Centro de Estudios Justo Sierra, trajo unas plantitas de mora desde Michoacán, a donde fue a hacer unos trabajos como ingeniero agrónomo, de ahí, ella se trajo cuatro “poditos”, los cuales plantó en su patio.

“La puse ahí en mi patio, y la fui regando, fui cuidando las matitas y ya se fueron ellas solas, reproduciendo”, explicó.

Macrina explica que a diferencia de otros cultivos donde la siembra es extensiva y siguen todo un proceso agronómico, en su familia todo ha sido un manejo como de cualquier planta de traspatio. Se riega cada semana y se poda cada año, así como el uso de fertilizante orgánico.

La planta es productiva 12 meses después de ser plantada y por lo regular empieza a dar frutos en marzo y abril, para cosechar en mayo y junio.

“Todo el mes de junio antes de que empiece a llover, tenemos mora, y ya que termina, la cortamos toda, a que quede al ras; la quemamos ahí mismo, las hacemos al lado y quemamos esa mata”, abunda.

Una vez que queda la tierra limpia y las plantas podadas, y cuando empiezan las lluvias, éstas empiezan de nuevo a brotar, para el mes de febrero se tienen que podar para que queden a una altura de un metro aproximadamente, de manera que se pueda andar entre las plantas y empiezan a rebrotar y echar una flor roja, donde luego salen los frutos.

De la mora se puede elaborar raspados, heladitos, comer al natural, o en licuados, frappés, pays o yogurt, ya que es una fruta rica en antioxidantes y tiene un sabor y textura que invitan a disfrutar, sea cual sea su presentación.

Doña Macri, como es conocida en Surutato, refiere que esta singular fruta, que hoy es uno de los principales productos de exportación después del aguacate en Michoacán, tiene buena adaptación al suelo y clima de esta región de Badiraguato, por lo que en un futuro bien podría servir para que más familias tengan esta opción como parte de sus cultivos.

Fuente: Línea Directa

Comentarios