Agropecuaria

¡No les llueve! Cultivos de ajonjolí en el norte del estado, en riesgo por falta de agua

Los cultivos se establecieron con un riego de asiento, pero no han caído precipitaciones, por lo que las plantas ya presentan estrés y hay riesgo de que tiren la flor, informó Omar Gonzalez Cuen del CMC 24, de Jahuara II

TEMATICA-AJONJOLÍ-CULTIVOS-SIEMBRA

TEMATICA-AJONJOLÍ-CULTIVOS-SIEMBRA

Los Mochis, Sin.- Productores agrícolas del Valle de El Carrizo y de Jahuara II se encuentran preocupados por los daños que la falta de agua está causando en sus cultivos de ajonjolí, los cuales empiezan a mostrar síntomas de estrés en la planta, informó Antonio Omar González  Cuén. 

El presidente del Comité Municipal Campesino número 24 de Jahura II, indicó que a pesar que el ajonjolí se supone que es aguantador, la falta de agua está causando estragos, más en los que se encuentran en la etapa de floración, por lo que se mantienen en riesgo de pérdidas graves. 

Puedes leer: ¡Harán llover! Alistan los motores para bombardear nubes en Sinaloa

“Aunque el cultivo del ajonjolí se dice que es muy aguantador, pero pues de todos modos requiere agua, más ahorita en la etapa de floración, la etapa que está cargando, corremos el riesgo de que se capen, haz de cuenta las que están grandes y se les acaba la fuerza y hasta ahí van a dejar de cargar y luego también lo que origina cuando están muy chiquitos están muy sufridos, empiezan a echar flor antes del proceso natural, el periodo normal, entonces sí es algo preocupante”, asentó. 

Cuestionado sobre si no ven como opción solicitar agua a los módulos de riego para darles un riego de auxilio a las plantas por la falta de lluvia, González Cuén indicó que en muchos casos esto sería un daño para las siembras, pues lo caliente del agua rodada provocaría más síntomas de estrés. 

“Normalmenteo cuanto tú las riegas, el riego rodado, como que le cae mal al ajonjolí, si el terreno no tiene un buen declive, lo retrasa, lo estresa, haz de cuenta, como ahorita está muy sufrida la planta. Es muy diferente, el agua de la lluvia fresca le cae arriba a la planta y la va refrescando y ahorita el agua rodada, como está muy caliente la temperatura, haz de cuenta que quiere subir el vapor y le afecta a la planta, la marchita, la estresa”, indicó. 

No obstante, dijo que si para el fin de semana no se presentan lluvias en esa región lo suficientemente copiosas para regar las más de 14 mil hectáreas establecidas con este cultivo, verán como última opción pedir agua para riego o de lo contrario se presentarían pérdidas importantes. 

LN

Advertisement

Fuente: Línea Directa

Comentarios

Praesent facilisis nunc massa elit. efficitur. tempus