Sinaloa

¡No ha picado el pargo! Chinchorreros del Parque Bonfil están sin ‘chamba’

Son pocas las redes que han reparado, lo cual les pinta un panorama difícil porque no hay ingresos económicos para quienes dependen de la actividad pesquera

¡No ha picado el pargo! Chinchorreros del Parque Bonfil están sin ‘chamba’.

¡No ha picado el pargo! Chinchorreros del Parque Bonfil están sin ‘chamba’.

Mazatlán, Sin.- Un panorama desolador es el que viven rederos del Parque Alfredo V. Bonfil de Mazatlán con el poco trabajo que tienen en la reparación de las artes de pesca de embarcaciones camaroneras, pese a estar en un periodo en el que deberían estar laborando a marchas forzadas para cumplir con los compromisos para antes de iniciar la nueva zafra.

Rodolfo Valdez, chinchorrero desde hace más de treinta años, expresó que el panorama es crítico por el desempleo que sufren los rederos, ya que en su caso llevan reparadas al menos diez redes o el equivalente a dos barcos, cuando en años anteriores ya llevarían entre 120 y 130 artes de pesca o el significativo de 40 barcos.

DEBES LEER:¿Un coctelito? A ‘Changueras’ de Mazatlán ya les va bien con sus ventas

“Nosotros arreglamos un promedio de unos 40 barcos, cuarenta y tantos barcos en la temporada esta de nosotros, pero ahora no creo que lleguemos a arreglar unos quince, unos porque no van a salir a pescar y otros porque no vamos a tener tiempo para repararlos por el poco tiempo que nos queda para la apertura de la vía a la pesca”.

Por su parte Manuel Amarillas Sánchez, trabajador de las artes de pesca explicó que el panorama para la pesca es difícil y la actividad depende de la comercialización del camarón en Estados Unidos, sino, no habrá futuro para quienes dependen de la pesca, sobre todo porque desde ya es crítica la situación.

“Demasiado lento, apenas vamos a empezar, tenemos tres barcos apenas comenzados ¿Bastante difícil la situación entonces? Bastante difícil, tremendamente difícil, aparte la enfermedad, la enfermedad esa está agarrando a todos al por mayor en todos los empleos”.

Ambos chinchorreros coinciden que para ellos la situación se torna más difícil por la edad, ya que son rechazados en la mayoría de los trabajos, más ahora que el mundo está en pandemia y al ser personas de la tercera edad son considerados como población de alto riesgo, por lo que su único sustento es el poco trabajo que sale en la reparación o fabricación de las redes.

Te puede interesar:Preocupa a ribereños que les suspendan apoyos de empleo temporal e inspección

JE

Fuente: Línea Directa

Comentarios

sit massa luctus sed vulputate, vel,