Norte

Mamás: ¿Y qué tal va su estrés? Primer día de clases las puso a prueba

La poca flexibilidad de algunos profesores y la coincidencia de horarios laborales con las clases en línea, fue lo que más disparó los niveles de preocupación entre las madres trabajadoras

Guasave, Sin.- No fue el típico primer día de clases, no hubo embotellamienos en los cruceros, no hubo carreras, no hubo prisas pero sí estrés, el no tener un buen manejo de las tecnologías, el no contar con algunos recursos, la ausencia de algunos maestros en casos particulares e incluso, los distractores propios del hogar hacia los niños, fueron los que pusieron a prueba a las madres de familia. 

Así lo dijeron ellas mismas en un sondeo de opinión para Línea Directa quienes se mostraron un tanto agobiadas por la situación que ahora les toca enfrentar con educación a distancia que tienen que combinar en muchos de los casos con las jornadas laborales. 

“El estrés se puede decir que empezó desde antes, de este día, con los grupos de WhatsApp que te saturan, es un poco estresante, iniciar un ciclo de una manera muy distinta”. 

“Quiere decir mucho qué tanto tu batalles con tu hijo”. 

“Muy difícil para las mamás que trabajamos todo el día que no podemos estar con ellos al cien por ciento, es difícil, sí hay mucho estrés. 

“Le explicamos cómo es lo del ingreso a la plataforma, no hemos tenido ningún tipo de problema con la plataforma”. 

Te puede interesar: ‘Esto es muy complicado, no se puede llevar el ciclo escolar a distancia’: Madres de familia

“Sí es mucho estrés pero no lo es tanto como si trabajáramos en línea”, dijeron. 

Y es que es el acompañamiento en estos primeros días de clase con el uso de plataformas que en muchos de los casos las madres no manejan de manera habitual lo que las puso “en jacke”, en otras situaciones el tener que compartir tiempos entre la escuela de los hijos y el trabajo desde casa las llevó a disparar los niveles de preocupación al tope. 

Aunque hubo sus excepciones, casos en los que a falta de la mamá, la abuelita tuvo que salir al “quite” y aunque de inicio se pensaba difícil, la situación se pudo acomodar de manera favorable. 

“Al principio como que quería darme estrés porque yo no podía estar apoyándola y tenía que hacer su examen solita pero ya veo que la niña gracias a Dios es inteligente y ya lo hace solita porque sí estuve al pendiente y ella lo tenía que hacer sola”, dijo.  

La situación se tornó más difícil para aquellas madres de familia que iniciaron el ciclo escolar sin la flexibilidad de los profesores en cuestión de los horarios. 

Fuente: Línea Directa

Comentarios

Lorem elit. commodo diam felis id, porta. libero leo ut