Centro

La tristeza embarga al HGC con la muerte del doctor Jorge Luis Ojeda Leyva

Ya no queremos héroes de bata blanca, no queremos mártires de la medicina que mueran salvando vidas, queremos profesionales de la salud que puedan regresar con su familia después del deber cumplido, expresa el hospital

Culiacán, Sin.- El Hospital General de Culiacán está de luto y con una gran tristeza por el fallecimiento del doctor Jorge Luis Ojeda Leyva, trabajador de contrato que estuvo en la primera línea contra el COVID-19.

Este jueves 25 de junio falleció a causa del coronavirus que contrajo durante sus jornadas de trabajo, donde le tocó atender a pacientes graves con esa enfermedad.

La líder sindical Arcelia Prado, manifestó que Jorge Luis fue un doctor muy querido, que deja una gran tristeza en el sector de la salud y un sentimiento de dolor por la pérdida ya de varios compañeros que han dado todo de sí en esta pandemia.

 “Muy querido el doctor, es un guerrero, estuvo en urgencias, a cuanta gente no intubó y sí mucha tristeza que se nos estén yendo nuestros propios compañeros”, dijo.

Jorge Luis un médico con especialidad en Medicina Familiar por la Universidad Autónoma de Sinaloa, adscrito al servicio de urgencias del Hospital General de Culiacán, fue también trabajador de la salud en el IMSS.

Te puede interesar: ‘Más milagros de vida y menos mártires de la medicina’: El doloroso adiós a joven doctor caído por COVID-19

En un comunicado del Hospital General, se expresa: ”Con enorme pesar nos hemos enterado de su dolorosa partida. Nos duele mucho saber que uno de los nuestros falleció después de luchar contra esta enfermedad convertida en pandemia. Duele la irreparable pérdida de un joven alegre, bondadoso, amable, de un buen ánimo imperturbable y una sonrisa mágica que estuvo trabajando en urgencias atendiendo pacientes, transmitiendo esperanza y salvando vidas, muchas vidas”.

“¡Queremos más de esos milagros de vida! Ya no queremos héroes de bata blanca, no queremos mártires de la medicina que mueran salvando vidas, no queremos más ángeles terrenales que se vayan al cielo por ayudar a sus semejantes, no queremos guerreros defensores de la salud pública caídos en la batalla contra la pandemia. Queremos profesionales de la salud que puedan regresar con su familia después del deber cumplido”.

Fuente: Línea Directa

Comentarios

justo suscipit dolor. dictum commodo efficitur. ut ultricies id,