Centro

Isabella convirtió a Jorge en un súper papá

La pequeña tiene atrofia muscular espinal y él hace hasta lo imposible porque su princesa lleve una vida “normal”

Dobleplay

Dobleplay

Culiacán, Sinaloa.- Estaba en su trabajo cuando recibió la gran noticia, iba a ser papá por primera vez, la información lo dejó “en una sola pieza”, emocionado, feliz y con más ganas que nunca de llegar a su casa para felicitar a su esposa.

La pequeña tiene un año 2 meses de edad e Isabella, como la nombraron, no convirtió a Jorge en padre de manera común, sino en un súper papá, guerrero, luchador, capaz de resolver cualquier problema con tal de que su princesa esté bien.

Al llegar la pequeña todo transcurrió bien, pero a los 20 días su salud empezó a deteriorarse, de manera posterior, el doctor les dio la terrible noticia, su hija padecía atrofia muscular espinal. La pequeña no podría hacer nada por sí misma.

El súper papá cuenta lo difícil que fue recibir la noticia.

“Sentí mucha emoción, te dicen que vas a ser papá y te da alegría y tienes el anhelo de tener un bebé, estaba trabajando cuando me llamó mi esposa y me guardé mi reacción para cuando llegara a casa, cuando llegué le di un abrazo y un beso”, citó.

Al principio fue difícil asimilar la situación, pero desde siempre supo que quedarse inmóvil no era una opción, haría lo que fuera porque su hija tenga una vida normal.

El camino no ha sido fácil, los gastos son elevados, las noches en vela han sido muchas, pues la pequeña depende totalmente de una persona y para poder salir adelante, junto a su esposa han hecho rifas, quermés y boteo.

Todo, todo ha valido la pena, pues su hija le ha dado un gran regalo, a pesar de que no puede hablar, ya pronunció su primera palabra y fue “pa” en vez de mamá.

“Porque ella esté bien se hace hasta lo imposible, no puede hablar, pero hace ruidos con el aire que expulsa y en lugar de decir mamá dice “pa” y ahora sí que todo sacrificio vale la pena”

Ahora, le pide a todos los papás que están en la misma condición que cuando sientan que ya no puedan más volteen a ver a sus hijos y se van a dar cuenta que todo el esfuerzo vale la pena y dan ganas para seguir luchando.

Advertisement

Fuente: Línea Directa

Comentarios

id libero tristique sed suscipit eleifend risus. Aliquam