Norte

‘Fuimos llevadas a un motel’: Alumnas de la UAIM encaran a maestros y denuncian acoso sexual

Cara a cara, alumnas de la Universidad Autónoma Indígena de México describen frente a sus profesores los momentos en los que fueron acosadas sexualmente

Mochicahui, El Fuerte.- Notablemente enfurecidos, padres de familia enfrentaron a dos profesores de la Universidad Autónoma Indígena de México, en reclamo por las denuncias de acoso sexual manifestadas por sus hijas.

Esto ocurrió al término del izamiento de bandera que se llevó a cabo frente a la plazuela y las instalaciones de la universidad, en la sindicatura de Mochicahui, El Fuerte.

Mamá: “Le dicen cosas como que estás muy buena, gordibuena y la empiezan a quererla tentonear no se ha dejado ella”.

Papá: “Para defender a mis hijos yo contra lo que sea ya había afilado hasta un machete porque no se vale, mira ahorita vengo con las puras manos a hablar, otra situación más que me diga mi morrita y no sé cómo responda”.

Profesor: “Si tienes razón”.

Papá: “Si tengo razón, yo sé, por eso vine”.

Profesor: “Si le he faltado el respeto, le pido disculpas”.

Papá: “Y no es ella nada más, les tienen miedo cabrón, ¿qué les han dicho?”.

Los padres de familia enfrentaron cara a cara a sus hijas con dichos profesores y ellas describieron los momentos y las formas en las que llevaron a cabo el acoso sexual

Papá: “Ven hija, ¿quién de ellos te ha acosado sexualmente?, ¿qué te ha dicho él?”.

Alumna: “Una vez me hizo dos propuestas, una propuesta”.

Profesor: “Dime claro dónde fue”.

Alumna: “Fue ahí en su cubículo”.

Profesor: “Así, me gustaría si es así, levanten una demanda”.

Papá: “No, es que sí lo vamos hacer, créanme que su carrera docente está acabada compa, pónganse abusados, se aprovechan de que a las plebes les pones un 5, un 6, un 7, y luego quieres un 8, quieres un 9”.

Las alumnas señalaron cómo fueron llevadas a un motel aún en contra de su voluntad y engañadas con mentiras.

Papá: “Habla hija, no tengas miedo, no te van hacer nada estos pendejos, ¿quién fue el que te llevo al hotel?”.

Mamá: “Tiene mucho miedo, está amarilla”.

Alumna: “A mí me invitó a salir y dijo que íbamos a ir a platicar, que íbamos a ir a comer y en igual de eso simplemente se dirigió a un motel y yo le dije que me sacara de ahí, le dije que no quería estar ahí, hasta eso que respetó mi decisión, inclusive hasta le dije que si en un momento hice algo para que pensara eso, está muy equivocado, las cosas no son así, me pidió que me quedara callada, me dijo que no le dijera absolutamente a nadie, y la verdad por miedo me quedé callada; me dice que me va robar, que nos vamos a un lugar solos y pues ahí estaba aguantando todo eso porque es mi coordinador de la carrera y pues o sea”.

Papás: “Estás acabado compa, ya no estás sola hija”.

Los profesores argumentaron a los manifestantes que si tienen pruebas las presenten ante las instancias correspondientes y levanten una denuncia, según sea el caso.

Papá: “No tengan miedo, vengan, no tengas miedo, esto es lo primero”.

Profesor: “No hay ningún problema, haga lo correspondiente, hagan lo necesario y se atiende, yo no veo ningún problema, tampoco vamos a mancharle la imagen de un profesor así nomás porque sí, entonces vamos trabajando y trabajen y hagan lo que lo que responda la demanda, lo que sea necesario creo que es el derecho que tenemos”.

Los reclamos y el coraje subieron de tono entre los manifestantes y los profesores, por lo que el padre de familia pidió que ante cualquier represalia contra las alumnas de la Universidad Autónoma Indígena de México, se culpará a los profesores señalados.

Papá: “Cualquier represalia contra mi hija directamente escúchalo bien y tú también, no te hagas pendejo, y con cualquiera de los muchachas, ténganlo bien claro ante los medios de comunicación que se publicó esto, cualquier cosa que le pase a mi persona o mi esposa o a estas muchachitas, sobre de ellos, muy claro ¿no? y no es amenaza o tómenlo como quiera, ahorita yo estoy encabronado vieran cómo estoy, su carrera docente está acabada compas, no se vale que mentes tan torcidas estén dirigiendo niñas que tienen la necesidad de prosperar una carrera y se estén valiendo de su mente torcida ustedes, no se vale”.

Los padres de familia manifestaron a los docentes que lo siguiente sería acudir a interponer las quejas y denuncias penales correspondientes con el objetivo de evitar que se continúe con el acoso a más alumnos de la institución.

Acto seguido, tanto los padres de familia y alumnas se retiraron de las instalaciones de la universidad unidad Mochicahui, para dirigirse a la oficina de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos a levantar la queja correspondiente contra los servidores públicos de la universidad, y posteriormente a la Vicefiscalía Zona Norte.

Fuente: Línea Directa

Comentarios

ut felis non dolor sem, commodo