Norte

Estragos de la pandemia ¡Viven soportando olores de cuerpos cremados!

Durante los últimos tres meses las incineraciones se han incrementado en un jardín funerario de Ladrilleras de Ocoro, y los vecinos ya no aguantan los pésimos aromas

Estragos de la pandemia. ¡Viven soportando olores de cuerpos cremados!

Estragos de la pandemia. ¡Viven soportando olores de cuerpos cremados!

Guasave, Sin.- Inhalando los desagradables olores que emanan del crematorio de una casa funeraria, viven vecinos del sector El Infiernito de la comunidad de Ladrilleras de Ocoro, al incrementarse la cantidad de cuerpos que son incinerados a raíz de que la pandemia del COVID-19 empezó a cobrar vidas en el municipio.

Una de las afectadas expuso a Línea Directa que a diario desde temprana hora, pero principalmente en la noche, tienen que soportar los fuertes aromas que salen del horno que se ubica en el jardín funerario de la empresa San Martín ubicado en esa localidad, obligándolos a vivir encerrados, aunque los olores penetran hasta el interior de sus casas.

“Quien les haya dado la orden de venir a poner eso pues que se venga a parar aquí para que le dé el olorcito a la hora que sea desde las 7:00 de la mañana, tenemos que estar encerrados, supuestamente está clausurado ahorita no creman tanto de día, pero de hecho ahí hay personal, ahí anda gente, es obvio que hay servicio, en la noche es cuando más fuerte está, de hecho anoche estaban cremando”, señaló

Revelaron que incluso un trabajador de una pensión vehicular que se ubica junto al camposanto al parecer ya tuvo problemas con su salud debido a la inhalación del humo que sale del crematorio de la funeraria, pues se le complicó un padecimiento añejo que tiene y actualmente se encuentra hospitalizado en la clínica del IMSS.

Otra de las vecinas inconformes, señaló que es horrible la situación por la que están pasando, pues las cremaciones de cuerpos no cesan pero la mayoría de las veces esperan que llegue la noche, por lo que ya no soportan los malos olores.

Acusaron que ya han interpuesto queja ante las autoridades locales pero han sido ignorados, y mientras tanto ya van para tres meses de aguantar los olores que despide el crematorio.

Fuente: Línea Directa

Comentarios