Esto es lo que debes saber sobre los seguros de autos

Desde accidentes y desastres naturales puede cubrir un seguro; checa bien lo que firmas para que en verdad lo tengas en caso de algún sinestro

Por: Alma Rosa Aguirre Lugo12 de marzo, 2019 Comentarios
seguro de autos

México.- Al momento de adquirir un seguro de automóviles no sólo lo hagas pensando en algún robo o accidente, hoy los desastres naturales como inundaciones, terremotos, hasta la caída de un árbol están a la orden del día.

No es solo cuestión de ser precavido al conducir, o dejarlo bien cerrado, también en ver los tiempos y lo que el clima u otro fenómeno natural pueda dejarte.

Por eso antes de contratar debes checar estos detalles importantes para que recibas lo que pagaste.

Antes de contratar: El primer paso consiste en identificar de qué eventualidades te quieres proteger como: robo, accidentes, daños causados a terceros —consecuencia del siniestro—, entre otros. Lo siguiente es realizar la solicitud.

1.- ¿Qué es una solicitud de seguro?: Documento con el que se recaba información del contratante: nombre, dirección, personas que lo conducen habitualmente, entre otros; del vehículo: marca, modelo, submarca, placas, etc., y de la póliza.

2.- ¿En dónde puedes obtenerla?: A través de un agente de seguros, en las instalaciones o página web de la institución aseguradora o vía telefónica.

Durante la contratación: Los elementos de la póliza o contrato son: la carátula, condiciones generales y/o endosos, ¡conócelos!

  • La carátula de la póliza contiene:
  • a) Nombre y domicilio del asegurado e institución aseguradora.
  • b) Descripción del vehículo.
  • c) Eventualidades amparadas (coberturas contratadas).
  • d) Suma asegurada (monto máximo cubierto en caso de siniestro).
  • e) Prima: monto por cobertura.
  • f) Deducibles.
  • g) Prima Total: monto total a pagar por la protección.
  • h) Periodicidad de pago de la prima.
  • i) Vigencia (inicio y término del contrato).
  • j) Número de endoso.
  • k) Forma de pago.
  • l) Número de póliza.

Condiciones Generales: cláusulas que regulan al seguro e incluye los riesgos cubiertos (coberturas), casos no amparados (exclusiones), así como los derechos y obligaciones del asegurado e institución aseguradora. Usualmente es el librito que te entregan junto con la carátula de la póliza.

Algunos casos no amparados (exclusiones) son:

  • a) Robo parcial de parte o de cosas que dejes en el coche como bolsas, mochilas, cajas, etc.
  • b) Si el conductor no tiene licencia o permiso para manejar o si conduce ebrio o bajo la influencia de drogas.
  • c) La entrega del auto por transacciones de compra o venta

Endoso: documento que permite realizar modificaciones, adiciones o aclaraciones de la póliza y generalmente tiene un costo adicional a la prima. Por ejemplo si buscas proteger el equipo de sonido de tu auto puedes solicitar una adición de los protegidos mediante un endoso.

Después de contratar: Contar con un seguro te permite proteger tu vehículo de una situación desfavorable —mientras se encuentre cubierta—; en caso de robo o pérdida total la institución te indemnizará mediante el pago del coche a valor comercial -incluye su depreciación según los libros que maneje la institución- a menos que realices el contrato bajo otras condiciones.

En caso de siniestro:

  • No celebres ningún convenio.
  • Identifica los vehículos (número de placas, nombre y dirección de los conductores).
  • Reporta el siniestro inmediatamente a la aseguradora.
  • No ordenes la reparación del auto sin la autorización expresa del ajustador o aseguradora.

¿Cuáles son las coberturas más comunes para proteger un coche?

  • Daños materiales: cubre el costo de las pérdidas ocasionadas por un siniestro como: choques, caída de árboles, volcaduras, entre otros.
  • Robo total: si roban tu auto te proporcionara el monto correspondiente.
  • Responsabilidad Civil: protege de daños materiales, lesiones corporales o muerte que pudieras causar a terceros.
  • Gastos médicos: ampara el pago de la asistencia médica por lesiones corporales del asegurado y/o los demás ocupantes del vehículo por accidentes de tránsito.

¡Identifica las coberturas que contrates en la carátula de tu póliza!

¿Qué es la suma asegurada?: Es la cantidad máxima que te pagarán en caso de robo o pérdida total del auto. Para determinarla se considera:

  • a) Valor factura o de nuevo: corresponde al valor de venta al público e indicado en la factura expedida por la distribuidora automotriz.
  • b) Valor comercial: es el valor más alto para el tipo y modelo del vehículo establecido en los libros como Guía EBC o Libro Azul a la fecha del siniestro.
  • c) Valor convenido: es el valor que se le asigna al vehículo con base en un avalúo realizado por una agencia especializada, institución autorizada para tal efecto o perito calificado.

¿Qué es el deducible?: Pago que debes efectuar en caso de una eventualidad desfavorable y puede ser una cantidad fija en pesos —Días de Salario Mínimo General Vigente en el D.F. (DSMGVDF)— o un porcentaje del valor del vehículo.

Por ejemplo: en caso de robo total del coche, el pago corresponde al 10% del valor del auto: $220,000. Por lo que, la cantidad que tendrías que pagarle a la institución sería: $22,000.

Cuando te entreguen tu póliza de seguro no olvides:

  • Firmar de recibido, asentando la fecha respectiva.
  • Leer detenidamente los datos contenidos en la carátula de la póliza.
  • Revisar con detalle las condiciones generales de la póliza, en especial las exclusiones de las coberturas.
  • Preguntar por escrito cualquier duda pues papelito habla y tendrás la certeza de los riesgos amparados.

¡Evita dar un paso en falso y ve a la segura!

Fuente: Condusef

Fuente: Linea Directa

Comentarios