Sinaloa

Especialistas analizan la tala o no de árbol de arroyo Jabalines: Ecología

María de Lourdes Sanjuán Gallardo expresó que realizan varios estudios con gente profesional para determinar si hay viabilidad en mantener el árbol

JLV-LOURDES SANJUAN GALLARDO

JLV-LOURDES SANJUAN GALLARDO

Mazatlán, Sinaloa.- En una encrucijada se encuentra la Dirección de Ecología y Medio Ambiente del gobierno de Mazatlán, por la propuesta de la tala de un árbol con varias décadas de edad, situado en el talud del arroyo Jabalines en la colonia Jacarandas, para las obras de revestimiento del cuerpo de agua, como un proyecto del estado.

María de Lourdes Sanjuán Gallardo, titular de la dependencia explicó que para tomar una decisión, a la de ya, con especialistas realizan un análisis minucioso de la situación, en los que en una primera inspección, el personal de Ecología detecto que el árbol de la especie ficus, presenta un fuerte grado de enfermedad con termitas, comején y hormigas, lo que pone en riesgo su vida.

“Tengo que tomarlo en consideración porque también es una responsabilidad del Ayuntamiento evitar que éste árbol, por una cuestión mediática vayamos a caer en una omisión o irresponsabilidad de mantenerlo y que posteriormente durante un desastre natural se vaya a venir abajo”.

Mencionó que por la urgencia de los trabajos que ya se realizan en la zona, se tienen que hacer valoraciones fitotécnicas, ingenieros de obra, especialistas en hidráulica y fitopatólogos para conocer la vida potencial del árbol una vez revestido porque sufrirá un debilitamiento al no contar ya con suministro de agua.

Y aunque, como dependencia se tiene que valorar la vida de las especies naturales, en este caso son varios los factores que influirían en que se permitiera la tala, priorizando la vida de quienes habitan la zona, debido a que por la situación en que se encuentran las raíces al descubierto, pudiera caer ante el embate de un fenómeno meteorológico fuerte.

“Aquí no nada más estamos hablando del árbol, estamos hablando de vidas, también del proyecto porque eso tampoco podemos ignorar, lo que se está haciendo, toda la obra, finalmente son nuestros impuestos y ver la manera, en caso de que se autorice el retiro, que veamos que no existe otra solución, exigirle al estado que reponga, mínimamente con diez mil arbolitos, ese árbol”.

Expuso que es de urgencia que se tome una decisión para saber qué hacer en los trabajos de revestimiento que tienen una inversión millonaria y no pueden parar labores, ya que de rechazarse la tala se tendría que iniciar un proceso para ver de qué forma se le sacará la vuelta, con un proyecto que debe ser llevado ante instancias estatales para su revisión.

Fuente: Línea Directa

Comentarios

tempus elementum consequat. ut Sed libero fringilla dolor leo. commodo lectus facilisis