Norte

‘El COVID, lo más horrible de mi vida y vivir para contarla’: Influencer sinaloense

Juntos y recuperándose de los estragos del coronavirus, Lencho 4x4 y El Marisquero hablan de su experiencia, uno de ellos todavía conectado a un tanque de oxígeno

Guasave, Sin.- Como lo más horrible de su vida, después de la pérdida de su madre, y una experiencia que no pensó vivir para contarla, así calificó El Marisquero su experiencia con el COVID-19.

Sentado en la sala de una vivienda por un lado de su inseparable amigo Lencho 4×4, a quien se le ve todavía conectado al respirador y a un tanque de oxígeno, el número 58, los influencers enviaron un mensaje de agradecimiento a todas las personas que han estado pendientes de su salud y que han elevado oraciones al todopoderoso para su recuperación.

“El señor que me dio la fortaleza y bendito él aquí ando en pie, créanme, esto es lo más horrible que yo he pasado en la vida después de la pérdida de mi madre, la verdad yo pensé que no iba a quedar para contarlo, horrible esto, no tengo palabras para decirles lo feo que es esto, vivir esto, el COVID-19”, dijo El Marisquero asegurando que bajó 12 kilos durante su convalecencia.

Tosiendo todavía en algunos momentos y recuperando la respiración, dijo que le tocó suministrarse 28 tanques de oxígeno y aunque le siguen quedando algunas secuelas, el médico le explicó que poco a poco irían desapareciendo.

En una situación diferente, Lorenzo Montoya, Lencho 4×4, todavía requiere de su manguera conectada a su nariz pero aún así agradeció a quienes lo han ayudado con mensajes, con intenciones, oraciones y hasta quienes desde San Antonio, Texas le consiguieron el medicamento que le regresó la salud.

“Les quiero decir que se cuiden mucho, mucho, por favor, aquellos que tienen síntomas no se los ignoren, a mí me pegó una arrastrada, este es el tanque número 58 que me ponen, es un gasto demasiado grande, este es el dia 36 tirado en casa, cuídense mucho, hagan caso a las indicaciones, cuídense mucho, no ignoren por favor”, pidió a todos sus seguidores.

Los influencers aprovecharon para aclarar algunas situaciones y “fake news” que se han ventilado a través de las redes sociales, como el hecho de que les habrían pagado para actuar como enfermos de COVID-19, situación más ilógica, dijeron señalando el tanque de oxígeno.

El rumor de que los productos que venden sus familias como los callitos de robalo que exportan y la salsa Callita están contaminadas, no las fabrican ellos, aseguraron, entre otras situaciones de las que les ha tocado ser objeto, incluso de un mal diagnóstico médico que fue lo que agravó la salud de uno de ellos.    

Fuente: Línea Directa

Comentarios

et, Lorem odio mattis venenatis, nec ipsum neque. leo ut