Centro

¡Asume el reto! Profe Martín transforma su casa para dar educación física por ‘Zoom’

El maestro Martín Hernández realiza toda una rutina como si fueran clases presenciales, mientras sus alumnos siguen los movimientos; también busca darles apoyo moral a los pequeños

Culiacán, Sin.- Con un escenario muy deportivo, en su casa, el profesor de Educación Física de la primaria “Lázaro Cárdenas”, en la colonia Esthela Ortiz, Martín Hernández Armenta, adaptó un espacio para dar clases virtuales a sus alumnos y que esta materia la sigan aprovechando desde sus hogares.  

El maestro se conecta a una plataforma de internet, realiza toda una rutina como si fueran clases presenciales, mientras sus alumnos siguen los movimientos.  

En la pared, de fondo colocó imágenes coloridas de balones de futbol soccer y americano, basquetbol, porterías, cascos, pelotas de beisbol, canastas y diferentes pegatinas alusivas al deporte, así como sus instrumentos de trabajo.  

“Quisimos adaptar un espacio para que los niños se sientan a gusto, vean un escenario bonito y aparte también para uno como docente tener las cosas a la mano y así hemos estado, tratando de atender a los niños, algunos no pueden entrar, se les habla por videollamada, se trata de adecuarse, que no sea tan complicado”, dijo.  

Destacó que la materia de Educación Física también se basa en aprendizajes esperados y en eso se trabaja, logrando que los niños conozcan sus capacidades físicas, pero además se ejercita el pensamiento divergente, así como también al final de la sesión dedica unos minutos a platicar sobre el sentir de los estudiantes, donde le ha tocado dar palabras de aliento a quienes han tenido pérdidas en esta pandemia.  

“Dedico unos minutos para trabajar con ellos la parte afectiva, cómo se sienten, cómo está la situación en casa, si lo quieren compartir, me he encontrado con niños que han tenido pérdidas, y yo les trato de platicar con ellos, un poquito la parte de la resiliencia del niño”, expresó.  

El profe Martín atiende a una matrícula de alrededor de 460 alumnos, para quienes ha tenido que adaptar diversas estrategias porque no todos tienen la posibilidad de conectarse a internet, por lo que con algunos trabaja con cuadernillos que envía por Whatsapp para que los niños trabajen con sus papás.  

Manifestó que ha sido difícil este proceso de dar sus lecciones a la distancia porque nunca le había tocado trabajar en línea en los 14 años que tiene ejerciendo su profesión, pero poco a poco se ha ido adaptando con la cámara y las fallas que a veces suceden con la tecnología.  

Añadió que seguirá dando todo de sí por lograr que sus estudiantes continúen su formación en Educación Física, así como lo hace con sus alumnos de su escuelita de Taekwondo.  

Fuente: Línea Directa

Comentarios