Sinaloa

El frijol sube $10 pesos, la calabaza por las nubes y los estragos de la pandemia continúan…

En un recorrido realizado por Línea Directa, locatarios de un centro de abastos en Mazatlán informaron qué productos siguen alto en sus precios y cuáles han subido

Mazatlán, Sin.- Para arriba van los precios del frijol, calabaza, limón, cebolla y tomate, informaron locatarios del mercado Municipal “José María Pino Suárez” en Mazatlán, luego de que se revisara y realizara un recorrido por las diferentes tiendas de este centro de abastos que llevan comida a la mesa de los sinaloenses cada día. 

Sin embargo, en estos tiempos de crisis, algunos de los costos de la canasta básica se han ido al alza de manera frecuente por efectos que sigue dejando la pandemia; ya que de acuerdo a estos tres tipos de alimentos, el que más ha subido en la última semana ha sido el frijol, de $35 a $45 pesos el kilo. 

“El frijol… ahorita un kilo de frijol te sale en $45 pesos, y lo damos en $45 pesos pero restringiendo mucho lo que es la utilidad de uno, no puedes subir todo de un sopetón ¿si no, cómo se lo vas a vender a la ama de casa? 

En cuanto a frutería, la calabaza tiene ya varias semanas manteniendo costos altos, mientras que el limón subió a $40 y 46 pesos el kilo durante los últimos días, junto al tomate y la cebolla, que han alcanzado desde los $22 hasta los $29 pesos. 

“Ahorita repuntó el limón, está a $40 pesos…la calabaza no ha bajado tampoco, está a $70 pesos el kilo, y son productos que la gente se abastece y quieren llevar, pero además de que no hay dinero, está caro, se terminan llevando media lechuga o cinco limones…”. 

Por otro lado, el pollo se mantiene entre los $50 a $55 pesos el kilogramo de pechuga, aunque varía cada semana con incrementos de $5 pesos, aunque en algunos locales, buscan generar promociones para que la clientela tenga más opciones. 

“Lo más caro siempre es el filete, y ahorita tenemos en promoción lo más económico que se llama pernil, ese vale $35 el kilo, y ese es el que más se mueve ahorita porque también la producción de ellos pues no es la misma me imagino yo, también ellos le suben los insumos y eso hace que suba aquí también”. 

A principios de la pandemia, la cartera de huevos subió hasta $55 pesos, la cual se ha mantenido y no sube más de $62 pesos; por fortuna, los demás artículos de cremería tienen sus precios estables. 

De igual manera las carnes, cereales, frutas de temporada y algunos mariscos, sus costos son estables, aunque este último ha cambiado por las condiciones climáticas que se han venido presentando recientemente con las lluvias y huracanes en el Pacífico. 

“Son los mismos de hace años, el precio del cochito vale a $120 fresco, congelado hay hasta de $80 pesos, la curvina vale $150, el casol está a $120, el bagre está a $80 pesos, apenas hasta ayer agarramos un poco de pargo y es el primer día que sale hoy la sierra”. 

Finalmente, todos aquellos que conforman la atención y venta de los alimentos en los centros de abastos, recordaron la importancia que tiene el consumo local, pues eso ayuda a que las familias mexicanas mitiguen los daños económicos que sigue dejando la pandemia.  

(EM)

Fuente: Línea Directa

Comentarios

ut dictum luctus lectus venenatis Curabitur efficitur.