Centro

El Congreso ya no es un restaurante, ni paga suburban ni viajes: Ríos Rojo

Ahora el recurso se utiliza de manera racional y mantienen el presupuesto de 305 millones que se aprobó para el 2018, precisó el secretario general de ese poder

Culiacán, Sin.- El Congreso de Sinaloa dejó de ser restaurante, ya no compran camionetas Suburban, ni autorizan viajes al extranjero a los diputados, y además mantienen el mismo presupuesto del 2018 que asciende a los 305 millones de pesos, afirmó en conferencia de prensa el secretario general de la 63 LegislaturaJosé Antonio Ríos Rojo.

Precisó que la actual Legislatura ha hecho un gasto racional del presupuesto con medidas de austeridad como la cancelación de los desayunos en las reuniones de comisiones, ahora los diputados deben alimentarse en su casa o hacerlo fuera, pero con costo a sus bolsillos.

Mencionó que antes se acostumbra a comprar por lo menos dos Suburban para quienes presidian la Jucopo y la Mesa Directiva, esa adquisición no se llevó a cabo y no es necesario, como tampoco que los diputados viajen al extranjero porque su responsabilidad es en el territorio sinaloense.

“Antes todas las comisiones aquí desayunaban era un restaurante aquí 50, 100, 200 platillos diarios cada vez que se reunían las comisiones, ahora se empieza a trabajar y todos los que venimos a trabajar desayunamos en nuestras casas porque hay un uso racional del dinero, nosotros nos seguimos manejando con el mismo recurso de 2018, no se han comprado Suburban, no se ha autorizado ningún viaje al extranjero a ningún diputado”, reveló.

Te puede interesar: Mariscos, calcetines… ¡y hasta calzones! Facturan diputados del PT a nombre del Congreso de Sinaloa

Explicó que con los ahorros han realizado obras y apoyado a la ciudadanía, entre esas acciones se encuentra la construcción de una obra hidráulica para el desagüe en tiempos de lluvia y evitar que el Congreso se inunde, la donación de 10 millones de pesos para la compra de lotes y construcción de pies de casas a familias de escasos recursos.

“En esta Legislatura a nosotros nos sobra dinero a lo mejor es muy petulante, pero nosotros entramos con el presupuesto de la Legislatura 62, seguimos con el mismo y nos sobra dinero y con ese dinero que nos sobra, nosotros hemos hecho obras, este es un Congreso que se encuentra en el punto más bajo de una cuenca de 25 hectáreas, cuando llueve el agua se viene aquí”, dijo.

Comentó que se compraron aires acondicionados porque los que se tenían eran muy viejos, se invirtió en tecnología para la transmisión de las reuniones de comisiones, las conferencias a través de la plataforma zoom y la incorporación de equipo en el pleno para que las votaciones de los diputados se hagan de manera electrónica.

Fuente: Línea Directa

Comentarios