Centro

‘El caballero de la anestesiología se ha ido’; doctor pierde la batalla contra el COVID-19

Con aplausos, sus compañeros le dan el último adiós afuera del Hospital General de Culiacán, y arropan el féretro con la bata de doctor que usó durante sus jornadas laborales

Doctor pierde la batalla contra el COVID-19

Doctor pierde la batalla contra el COVID-19

Culiacán, Sin.- Un trabajador más de la Salud ha perdido la batalla contra el COVID-19 en Culiacán, y el gremio y quienes lo conocieron le lloran y lamentan su pérdida.

Es el doctor Wenceslao Miguel Aniceto Gómez, anestesiólogo del Hospital General de Culiacán, a quien lo describen como un caballero, siempre formal, de buen trato, y que entregó muchos años a su profesión y a la enseñanza.

“Con su carácter risueño, se caracterizaba por su vestimenta siempre formal. Conjunto de saco y pantalón. Vamos a extrañar a Wenceslao Miguel Aniceto Gómez, su entrega al servicio al prójimo y su amor a la enseñanza”, se lee en el escrito que dedicó el hospital a través de sus redes sociales.

En el mensaje de despedida, se manifiesta que el doctor como profesor contribuyó a la formación de varias generaciones de anestesiólogos, y por su labor profesional y docente, obtuvo diversos reconocimientos, siendo uno de ellos otorgado el Día del Médico de 2014 por el Colegio Médico de Sinaloa, A.C., como miembro destacado del Colegio de Anestesiología 2.

“Todos recordaremos al doctor Wenceslao Miguel Aniceto Gómez como el hombre de la sonrisa fácil, un caballero de la medicina y la anestesiología, alegre y generoso, con una gran disposición a ayudar, bien puesto y comprometido con su profesión. El doctor Aniceto, como cariñosamente le llamábamos, sonreía a quien se tropezara con él en el hospital, y recibía a los alumnos con una sonrisa y el don del buen conversador”, dice el mensaje.

El doctor se recibió como médico cirujano por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) en 1982 y en 2001 obtuvo la especialidad en Anestesiología por el sector Salud, y quienes lo conocieron a lo largo de su carrera académica y profesional, fueron testigos del gran ser humano que fue.

“De ese extraordinario nivel humano era el doctor Aniceto. A quienes lo conocieron, les cuesta mucho hablar de su compañero y amigo, quien pasó tantas horas de desvelos en el trabajo y también tantas horas disfrutando la enseñanza. Hombre generoso con sus compañeros y discípulos, pero sobre todo con sus pacientes. Fue inspiración y ejemplo”.

Fue llevado al hospital para ser despedido con aplausos por el personal con el que laboró, mientras una de sus compañeras colocaba su bata de doctor sobre el féretro.

“Nuestras más sinceras condolencias por tan sensible pérdida. Nuestra solidaridad con sus familiares y amigos. Descanse en paz”, así concluye el emotivo mensaje.

https://www.facebook.com/watch/?v=594592764567701&extid=TX8LwkaSyGM2D5sI

LM

Fuente: Línea Directa

Comentarios

non libero sem, felis facilisis quis, Sed Lorem