Centro

Efecto COVID-19: Reporta Coparmex la pérdida de 22 mil empleos en Culiacán

Las consecuencias económicas ocasionadas por la epidemia han sido devastadoras para las compañías y para la planta laboral, indicó Edna Fong Payán

Culiacán, Sinaloa. – Durante la emergencia sanitaria por el COVID-19, en la zona centro del estado se han perdido más de 22 mil empleos formales, asimismo muchas empresas han cerrado con la esperanza de reabrir cuando pase lo peor de la pandemia, señaló Edna Fong Payán, presidenta del Centro Empresarial de Sinaloa.  

Las consecuencias económicas ocasionadas por la epidemia han sido devastadoras para las compañías y para la planta laboral, por lo que, el Centro Empresarial de Sinaloa se ha dado a la tarea de recopilar información de diversas fuentes oficiales e investigaciones al interior del organismo, con el objeto de presentar una estimación de manera general de lo que ha venido ocurriendo en el sector productivo, externó 

La también presidenta de la Confederación Patronal de la República Mexicana, delegación Culiacán (Coparmex),Edna Fong, mencionó que, aunque muchas de ellas se encuentren operando de manera normal, otras  lo están haciendo con sus capacidades instaladas muy reducidas, y algunas más han optado por el “cierre temporal” de sus operaciones, de igual forma, es importante destacar que el número de empresas que al momento han elegido por el cierre definitivo, aún no es significativo en Sinaloa, por lo que se piensa que éstos últimos están replanteando sus modelos de negocio, o esperando mejores tiempos para su exitosa reapertura. 

Te puede interesar: Piden empresarios de Sinaloa que les ayuden a pagar el 50% de sueldos de empleados

“Siendo la pérdida de más de 22 mil empleos formales uno de los aspectos más preocupantes. Referente a las empresas, cabe mencionar que, aunque muchas de ellas se encuentren operando de manera normal, muchas otras lo están haciendo con sus capacidades instaladas muy reducidas”, comunicó.  

Fong Payán destacó la operación de los negocios con plena consciencia y responsabilidad social para proteger a colaboradores, proveedores y clientes de los contagios de coronavirus, siguiendo de manera puntual los protocolos y lineamientos sanitarios establecidos por la autoridad de Salud, lo cual ha sido otro reto más que han enfrentado los agremiados, esfuerzos que se han visto reflejados de manera positiva, ya que a 3 meses de la reapertura de las empresas no esenciales, se ha pasado a estar de semáforo rojo a semáforo amarillo en ese mismo período. 

Advertisement

Fuente: Línea Directa

Comentarios

dolor. tempus porta. odio leo. Sed id nec non sem, id, neque.