Centro

¿Desde cuándo no te pintas el pelo, haces manicure o faciales en el salón de belleza? ¡Ojo a las medidas de regreso!

El regreso a los centros de belleza inició de manera paulatina, pero con medidas de prevención para que tu belleza no se opaque por COVID1-19

Barbería, nueva normalidad. (Cortesía)

Barbería, nueva normalidad. (Cortesía)

Sinaloa.- La apertura a la Nueva Normalidad de Sinaloa comenzará a partir de este domingo en cines, centros, plazas comerciales, entre otros negocios, pero quienes están ansiando que sus lugares preferidos abran para darse “una manita de gato”, son las y los sinaloenses que acuden a los salones o clínicas de belleza, peluquerías, o spas.

Para quienes han vivido la pandemia sin la mano profesional de su estilista, manicurista, pedicurista, masajista, y en sí, de todos aquellos que hacen que su belleza luzca aun más, a partir de la Nueva Normalidad, deberán vigilar que estos “santos recintos del glamur” como le llaman, cumplan con las siguientes medidas que garantizarán que tu hermosura, no se opaque por COVID-19.

La Coordinación Estatal de Protección Civil y la Secretaría de Salud, han establecido tres recomendaciones básicas entre las clientas de este tipo de centros, calificados como no esenciales durante la fase intensa de COVID-19, pero que ya comenzarán a operar:

  1. Uso de cubrebocas
  2. Constante lavado de manos
  3. Conservar la sana distancia

Ahora bien, si eres de las personas que ya están en lista de espera para ser atendidas estos son los puntos que debes checar que cumpla tu salón, clínica de belleza, peluquería o spa de tu preferencia:

  1. Todas las personas dentro del lugar deberán usar cubrebocas.
  2. El personal deberá estar protegido con cubrebocas, goggles o careta.
  3. El lugar deberá contar con gel antibacterial a la entrada.
  4. Los clientes deberán estar separados al menos 1.5 metros unos de otros.
  5. Limitar la zona de exposición de productos a la venta para que sea accesible solo al personal que labora.
  6. El lugar deberá tener máximo el 50% de aforo (la mitad de lo normal).
  7. El espacio debe estar limpio, sanitizado cada hora y cada vez que un cliente se vaya, cuidando superficies, herramientas y objetos.
  8. Todos deberán lavarse las manos con agua, jabón cada hora o usar gel antibacterial.
  9. Las puertas y ventanas deberán estar abiertas para ventilar el salón, aunque tengan aires acondicionados encendidos.
  10. Fomentar el pago electrónico, es decir con tarjeta o transferencia, y si los clientes dejan propina, que sea en un contenedor especial.

Así que ya lo saben clientes y trabajadores de los “recintos de la belleza” a activarse para que el COVID-19 no afecte y se eviten contagios.

Fuente: Línea Directa

Comentarios

pulvinar risus. ut ultricies libero consectetur id libero suscipit tristique massa