Centro

Cumple primer aniversario CIDA La Palma de ayudar a adictos y alcohólicos

Con pláticas motivacionales, donde resalta la historia de Édgar, uno de los tantos adictos que busca a través del CIDA La Palma, un tratamiento contra su enfermedad

Festejan 1er aniversario Centro de Integración para Drogadictos y Alcohólicos

Festejan 1er aniversario Centro de Integración para Drogadictos y Alcohólicos

Navolato, Sinaloa.- Salió de Monte Calvario, Navolato,  y luego de deambular de un lugar a otro, por su voluntad, Édgar Natividad, de 40 años, decidió un día romper las cadenas que lo atan a una terrible enfermedad que lo carcome desde los 16 años.

Édgar es uno de los casi 100 internos que residen en el Centro de Integración para Drogadictos y Alcohólicos, que dirigen los hermanos Hernández Jacobo, en la sindicatura de Villa Ángel Flores, lugar en el que ha renacido en el la esperanza de que con el lema “Vivir con amor “.

“El día de hoy yo no lo  hago ni por mi madre, ni por mi esposa, ni por mi familia, yo lo estoy haciendo por mí, verdad, porque lo importante soy yo”, externó.

Al igual que Edgar, 99 internos más se encuentran en el CIDA La Palma,  una sindicatura donde por su ubicación geográfica en medio de un fértil valle agrícola donde se cultivan además de granos, hortalizas, los índices de drogadicción y alcoholismo son sumamente altos.

Para celebrar este aniversario los internos disfrutaron de una deliciosa comida, pastel y refrescos así como pláticas motivacionales,  a las que acudió Fernando Valenzuela, en representación del alcalde de Navolato, Eliazar Gutiérrez, así como exinternos, ya rehabilitados, además de los internos.

Jonathan Hernández, subdirector del lugar, refiere que este sueño nace de que este problema se vivió en la familia y de la necesidad de contar con un lugar accesible a quienes habitan en la zona rural. La demanda es alta,  lamentablemente, lo que es el reflejo del grave problemas de drogas y alcohol que se  tiene en la actualidad.

“Están trabajando más que nada su enfermedad, no luchando,  trabajando su enfermedad para poder tener un rayito de esperanza,  de poder decir , quiero  hacerla, quiero hacerla allá afuera, quiero ser un esposo, quiero ser un hijo, quiero ser un padre”, relató.

Juan Manuel Hernández Jacobo, director del CIDA La Palma, por su parte   refiere que iniciaron este lugar con muchos sacrificios al que se han sumado toda su familia y amigos  con el que han formado un gran equipo, formado por  enfermero, dos psicólogas y consejero en adicciones, en el que se reciben solamente a hombres y a las mujeres se les envía a centros CIDA en Culiacán para su tratamiento.

Señala que en este lugar, se cumple con las siglas de “Vivir con amor”, donde  se les brinda un trato digno, en un espacio amplio donde además de recibir tratamientos médicos y  terapias psicológicas para su desintoxicación, pueden también recibir alguna taller de oficios o bien,  enseñar alguno en apoyo a los demás integrantes de eta comunidad.

LM

Advertisement

Fuente: Línea Directa

Comentarios

Aliquam sed lectus ut facilisis velit, eleifend sem,