Entretenimiento

¡Cuidado! Si sufres estos síntomas es momento de cambiar de trabajo

México.- El estrés, la ansiedad y sus consecuencias se han convertido en últimas fechas en las causas de ausencia laboral más registradas en México. Médicos especialistas indican que las repercusiones de una vida laboral estresada genera más que un mal estado de ánimo, empeora la salud tanto física como mental. Un trabajador ansioso y estresado […]

México.- El estrés, la ansiedad y sus consecuencias se han convertido en últimas fechas en las causas de ausencia laboral más registradas en México.

Médicos especialistas indican que las repercusiones de una vida laboral estresada genera más que un mal estado de ánimo, empeora la salud tanto física como mental.

Un trabajador ansioso y estresado suele ser más enfermizo; su poca motivación, por ende lo lleva a ser menos productivo y seguro en su trabajo.

Mentalmente no es estable, no coopera, no está dispuesto a dar “el plus” y eso le causa ansiedad ante el temor de no cumplir con las expectativas de su patrón y ser despedido.

El 75% de los mexicanos padece fatiga por estrés laboral, superando a países como China y Estados Unidos.

Es por ello que los términos estrés y ansiedad son cada vez más utilizados como diagnóstico médico para quienes llevan una vida laboral activa ya que los trabajadores “enferman” de estos dos padecimientos aparentemente cuando las exigencias del entorno han rebasado la capacidad propia de hacerles frente y poder manejarlas y pueden manifestarse de distintas formas tanto a nivel físico como mental.

¡Atención si sufres estos síntomas es momento de pensar en cambiar de trabajo a otro que se adapte a tus necesidades, ritmo de vida y estabilidad.

  • Problemas gastrointestinales (colitis, gastritis, vómitos y diarrea constantes, etc), dolores de cabeza, espalda, cintura y cuello, tensión o rigidez muscular, aceleración de palpitaciones y agitación constante, pérdida de cabello, sensación de ahogo, sensación de entumecimiento en algunas partes del cuerpo como manos o pies.
  • Dificultades para conciliar el sueño, tomar decisiones, concentrarse y poner atención a lo que se está haciendo o se va a hacer, irritabilidad, desconfianza de las propias capacidades, temor a equivocarse, olvidos recurrentes.

Si a estos problemas les agregas una mala alimentación, el exceso de café, alcohol, medicamentos controlados, cigarro, ¡Cuidado! es una bomba de tiempo a punto de estallar.

Algunas empresas ya han puesto manos a la obra sobre este asunto estableciendo programas de concientización, deportes, esparcimiento y hasta un equipo de psicólogos.

Aun así, lo que sí es cierto es que trabajo que no se goza cuesta mucho más hacerlo, piensa si en dónde actualmente estás es lo que quieres, y si no, no arriesgues tu salud y comienza a alzar tus alas y busca lo que deseas.

Advertisement

Fuente: Línea Directa

Comentarios

elit. dictum id felis Praesent ipsum ut elit. dapibus