Conmovedor funeral de Ángela Alvarado del Évora

Decenas de personas acudieron a despedir a una bebé que ni siquiera conocieron, pero que los movió a la compasión

Por: Sabás Espinoza11 de enero, 2019 Comentarios
20190111064722__MG_2462

Guamúchil, Sin.- El funeral de la bebé Ángela Alvarado del Évora fue conmovedor y decenas de ciudadanos derramaron lágrimas y mostraron su pesar al despedir a alguien que ni siquiera conocían, pero que los movió a compasión por las condiciones en que se dio su deceso.

La recién nacida que el pasado lunes fue encontrada entre la basura y a la que no se le logró mantener con vida, fue sepultada en el panteón de la colonia Solidaridad y fue acompañada por una multitud que le llevó flores, globos y que le mostraron su cariño.

El proceso inició con una emotiva misa en la iglesia de Nuestra Señora de Guadalupe, donde el padre Manuel Sauceda reflexionó que, a pesar de su corto paso por esta tierra, la pequeña Ángela deja un mensaje a la sociedad y es el de valorar la vida.

“Hoy nos enseña esta situación que tengo que estar agradecido con la vida, gracias a Dios por todo lo que nos da, por ese momento que le permitió a esa hija de Dios, porque nos mueve, nos enseña, nos instruye y nos dice, levántate, nos dice, vive feliz y disfruta lo que tienes, porque muchos no lo pudieron tener”.

Ahí también el padre, Bernardo Almodovar dijo que este desafortunado hecho mostró la solidaridad de la población.

Ya en el panteón de la colonia Solidaridad, el presidente municipal, Carlo Mario Ortiz Sánchez agradeció a la ciudadanía el que hayan acompañado a Ángela, a la que se buscó darle una sepultura digna para que no quede en el olvido.

“La verdad que es un hecho que nos ha consternado a toda la sociedad, este tipo de incidentes, de desgracias, nos tienen que servir como sociedad para ser mejores, rogamos a Dios que no vuelva a pasar algo similar y agradezco a tanta gente que está aquí presente, que no dejar sola a la pequeña Ángela, le dimos una sepultura digna, que llevara los nombres de alguien que pudiera ser recordado”.

Entre los asistentes estuvieron los socorristas de la Cruz Roja que acudieron al auxilio de Ángela, cuando fue localizada entre la basura y expresaron su pesar por la muerte de alguien tan frágil y aseguraron que, a pesar de su experiencia en este tipo de hechos, de ninguna manera la podrán olvidar.

“La verdad que sí, es algo que todo el tiempo vamos a tener en la mente, pues es algo pesado tener en la mente eso, pues está impuesto uno a ver golpeados, heridos, de todo, pero yo creo que para nosotros los niños es lo peor, no está impuesto uno a ver eso y menos un niño tan chiquito”.

Con los últimos rayos del sol se terminó de sepultar a Ángela Alvarado del Évora, quien vivió apenas dos horas, pero dejó una huella imborrable entre la población de Salvador Alvarado y su tumba será un referente que recordará su triste historia y sobre todo el mensaje de apreciar la vida.

Fuente: Línea Directa

Comentarios