MASCOTA

Video: Él es “Sultán” el guardián del auto de su amo, un limpiavidrios en Bodega Aurrera Culiacán

El guardián a prueba de todo, se sube al cofre del coche y de ahí nadie; parece que está durmiendo, pero lo hace para despistar al enemigo

El guardián del auto de su amo
Escrito en SINALOA el

Da click aquí y encuentra más información de Línea Directa Portal en nuestra página de Google News

Sinaloa.- No cabe duda que el perro es el mejor amigo del hombre, y en este caso, el guardián más fiel y estratégico que podrás encontrar, su nombre es “Sultán”, la mascota de un limpiavidrios que trabaja en el estacionamiento de Bodega Aurrera en Culiacán. 

Y es que el inteligente can, se sube al cofre del carrito de su amo, quien es una persona con capacidades y ahí se queda toda la jornada, paciente, mansito, y aunque algunos piensan que está dormido ¡es parte de su estrategia para despistar al enemigo!

“Sultán” es un perrito mestizo color negro con manchas blancas y se acomoda en el cobre con sus patas estiradas, los ojos cerrados pero eso sí, con las orejas levantadas captando cualquier ruido que escucha alrededor. 

El carrito de amo puede permanecer con los cristales abajo y nadie, pero nadie se le acercará, ya que al menor movimiento, y eso sí, sin ser agresivo, el perrito se incorpora, echa una miradita como de que “cuidado con meter la mano” y aleja a quien sea que pretenda abrir la puerta. 

El can no es para nada agresivo y se ha ganado el cariño de las personas que andan constantemente en la sucursal de Bodega Aurrera ubicada en la colonia Lázaro Cárdenas de Culiacán. 

Incluso, los propios guardias de la tienda ya lo toman como parte de su “tropa” y lo consienten mientras que su amo termina de limpiar los parabrisas de los clientes que le retribuyen con alguna propina. 

Perros como Sultán nos recuerdan que mejor amigo no existe, y que nadie, pero nadie, se te cuidará mejor que un perrito bien amaestrado, educado y estratégico al momento de cuidar los carros. 

¿También pensaste que Sultán estaba dormido?, recuerda, es su estrategia; si vas a Bodega Aurrera de la Lázaro Cárdenas, no olvides saludarlo y de paso, dejarle unas croquetitas ¡se las merece!