CRÍTICA

El INAH, omiso y sordo ante destrucción del patrimonio histórico de Culiacán: Cronista

El cronista de Culiacán, Francisco Padilla, revela que sus compañeros de profesión en el estado están molestos por la pasividad del nuevo encargado del INAH
lunes, 3 de mayo de 2021 · 07:30

Culiacán, Sinaloa.- Ante la nueva ola de destrucción de edificios considerados patrimonio histórico de la Nación, el INAH Sinaloa ha hecho caso omiso a las quejas y denuncias de los cronistas que han advertido de casos, ya que no hacen nada, lamentó el cronista de Culiacán, Francisco Padilla.

Precisó que es el Gobierno Federal el responsable de detener y preservar los bienes inmuebles históricos, pero se observa una pasividad en los encargados del Instituto Nacional de Antropología e Historia.

Te puede interesar: ¡Se va borrando la historia de Culiacán! Vandalismo y abandono destruyen los edificios antiguos del Centro Histórico

No sólo son las casas que recientemente se han demolido en Culiacán, como la ubicada por Rosales y Sepúlveda, sino la de las obras de remodelación al piso de la antigua Iglesia de Sinaloa de Leyva, que ya se denunció y no han detenido esos trabajos.

“Lo que es cierto es que se está descuidando toda esta situación, lo mismo está pasando aquí en Culiacán, no sé si se estará coordinando con la otra autoridad, la otra autoridad es el que da permisos, es el Ayuntamiento, y a veces como que hay como un ciclo entre los empresarios”, expuso.

Padilla señaló que el INAH se queda con puras denuncias presentadas contra quienes destruyen patrimonios, pero hasta ahorita no se sabe cuántas de estas han procedido, por lo que es urgente que se empiece a trabajar en serio en varias vertientes para que una sea la de sancionar y con ello inhibir que demuelan la historia.

Otra es que se actualicen las leyes, y se actualicen las multas porque hasta hoy es más barato pagar una sanción administrativa que tumbar para volver a construir.

El cronista de Culiacán lamentó que hasta hoy el INAH no haya podido detener este tipo de situaciones que afectan no sólo la historia, sino el futuro de una ciudad, que no hace nada por conservar sus orígenes, que a la vez le puede redituar social y económicamente a un lugar.

 

Comentarios