Centro

Aunque ‘hechiza’, una tuba retumba en las calles de Culiacán

Al igual que muchos músicos que se quedaron sin empleo en la pandemia, ‘Los Perdidos de la Sierra’ se integran en un grupo para sacar unos pesos acompañados con el ruido de una tuba ‘hechiza’

Culiacán, Sinaloa. Aprieta el cuerpo, frunce el ceño al tiempo que sopla fuerte la manguera que llega al corno que retumba cual tuba y da soporte a las notas que un guitarra y acordeón dan en alguna de las calles del centro de Culiacán.

“Los Perdidos de la Sierra” deambulan como tantos y tantos músicos damnificados de esta maldita pandemia, que los arrojó de las rumbosas cantinas, a las sinuosas calles de la capital.  

Esta vez por la Carrasco, entre Juárez e Hidalgo, son Venancio, Miguel y Alejandro quienes entonan viejas melodías por las que los transeúntes se despojan de unos cuantos pesos, atraídos principalmente por la llamativa “tuba hechiza” que retumba.  

Te puede interesar: Músicos siguen olvidados por las autoridades; reclama su secretario general

“Están bien caras, pregunte cuánto valen”.  

¿Cuánto valen?  

“Cien mil pesos”.  

¿Y esta cuánto le salió?  

“Uyyy”.  

¿No se gasta mucho la garganta?  

“Si el pulmón, el pulmón”. 

Porque lo veo que se ajusta mucho…  

“Son musarañas nomás”. 

Los músicos señalan que debido a la pandemia el trabajo se les terminó, pero ahora que hay oportunidad de salir, lo hacen en la calle para poder llevar un peso a sus casas y seguir subsistiendo en lo que se salen de la contingencia.  

“Sí… salen contrataciones, pero estamos descontrolados por el problema de la pandemia. Trabajábamos, ahora ya no trabajamos, pues trabajábamos en cantinas, restaurantes, mariscos, ahora ya no hay nada”, responden los músicos.  

Así se les van uniendo otros músicos, desbalagados en las calles llenas de transeúntes con cubrebocas, donde escuchan las notas musicales de viejos corridos como El Caballo Bayo, o La Cruz de Madera.  

Fuente: Línea Directa

Comentarios