Norte

¡Aquí está enterrado tu hijo!: El sueño del padre de un desaparecido

Es otro año que se viste de blanco pidiendo a Dios que sea el último, la referencia entre Las Rastreadoras es el verde cuando la búsqueda llega a su fin

¡Aquí está enterrado tu hijo!: el sueño un padre cuando tiene un hijo desaparecido

¡Aquí está enterrado tu hijo!: el sueño un padre cuando tiene un hijo desaparecido

Guasave, Sin.- Cavar, cavar y más cavar; sentir el sol inclemente que quema sin piedad y los casi 50 grados que se alcanzan en un estado donde no solo la violencia arde.

Otro año en el que la esperanza se esfuma para Don Adolfo, de nuevo le fue entregada su playera blanca con la fotografía de “Adolfito” al pecho, él hubiese querido una de color verde porque entre ellos simboliza que alcanzó su objetivo y que ya su hijo descansa en donde debe.

Te puede interesar: Encuentran restos humanos en El Guachapori

“Que se tienten el corazón: ahí te va un anónimo, aquí escarba aquí está enterrado tu hijo, para yo llevármelo al lugar sagrado del campo santo y decir aquí está mi hijo, aquí lo recuerdo, aquí está una flor”, suplica.

Sinaloa ocupa los primeros lugares en el tema de Desaparición Forzada, de acuerdo a la Comisión Estatal de Búsqueda se tiene referencia de que más de 9 mil sinaloenses han sido “borrados” sin tener una pista de dónde localizarlos. El estado es primer lugar en fosas clandestinas.

Puedes leer: Encuentran una osamenta en San Blas

Este domingo se conmemora en el mundo el Día de la Desaparición Forzada en un país donde las estadísticas apuntan a más de 73 mil personas hasta el 2020, hablando de cifras oficiales, amén de las que no se conocen.

“Adolfito” de Jesús es uno de ellos, hace cinco años que se fue sin dejar huella y su padre lo ha buscado hasta el cansancio. Es el único hombre en el grupo de mujeres Rastreadoras, ahora capítulo Guasave.

Puedes leer: Rastreadoras encuentran un cuerpo en Rancho Los Pacheco

Este domingo por la tarde no darán tregua al descanso ni a la pandemia por COVID-19 saldrán a las calles con la luz de una veladora encendida y la fotografía grabada en el corazón, hasta llegar ahí, al Monumento a la Madre donde se erigió el simbolismo que del amor más grande y el dolor más fuerte que los ha unido como hermanos.

LM

Fuente: Línea Directa

Comentarios

Praesent consequat. libero ipsum Lorem Praesent lectus risus odio