Centro

Advierten sobre riesgos en tratar el COVID-19 con células madre

Llama a la población y médicos a no emplear este supuesto tratamiento, ya que no se tienen estudios clínicos concluyentes que comprueben sus efectos positivos en la enfermedad

Coronavirus-Células madre.

Coronavirus-Células madre.

Culiacán, Sin.- La Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS) no ha autorizado ningún protocolo clínico que sustente tratamiento o terapia basados en células madre contra el COVID19, señaló Alán Urbina Vidales.

El titular de la dependencia a nivel estatal en Sinaloa, destacó que en todo el mundo, han surgido gran número de terapias fraudulentas basadas en la aplicación de células madre para tratar el coronavirus, sin el respaldo de resultados avalados por estudios clínicos desarrollados bajo rigor científico, lo cual representa riesgos sanitarios, por lo que exhorta a la población y a la comunidad médica a que no se emplee éste o cualquier otro tratamiento o terapia que no cuente con los estudios concluyentes sobre sus efectos.

“Se exhorta a la comunidad médica a que no se emplee éste o cualquier otro tratamiento o terapia que se asocie a la cura de la enfermedad o síntomas provocados por COVID-19 que no cuenten con los estudios clínicos concluyentes sobre los efectos positivos en la reducción o eliminación de la enfermedad o sus síntomas”, dijo.

Urbina Vidales aclaró que la aplicación de células madre se encuentra en estudios desde hace varios años para demostrar seguridad y eficacia en distintas terapias promisorias, sin embargo en lo que se refiere a la enfermedad asociada a Covid-19, la Cofepris no ha autorizado ningún protocolo clínico que sustente tratamiento o terapia basados en células madre.

Explicó que el desarrollo de la investigación para la salud debe ajustarse a criterios técnicos y lineamientos claros para regular la aplicación de los procedimientos para su correcto desarrollo, ser evaluada y aprobada por el comité de ética de la institución en la que se practica.

Agregó que es fundamental que la población y la comunidad médica atiendan este aviso sanitario, ya que se trata de un asunto grave si se consideran los riesgos que representa la aplicación de un supuesto tratamiento sin el debido sustento científico.

(EM)

Fuente: Línea Directa

Comentarios