Policiaca

Acusan de otros dos crímenes a presunto feminicida serial en Sinaloa

Se han acreditado datos de prueba en contra de Rosario Alfonso “R”, "El Chayo", quien en el 2015 fue rescatado cuando naufragaba en la zona de la isla San José, al norte de la ciudad de La Paz, Baja California Sur

Fiscalía General del Estado de Sinaloa

Fiscalía General del Estado de Sinaloa

Culiacán, Sin.- La Fiscalía General del Estado de Sinaloa formuló 2 nuevas imputaciones por el delito de feminicidio en contra de Rosario Alfonso “R”, quien desde enero de 2020 está en prisión y enfrentando proceso penal por el caso de privación de la vida cometido en contra de una mujer originaria de Sonora.

En enero de 2020, este organismo constitucional autónomo dio a conocer dicha aprehensión, en la que el detenido fue vinculado a proceso penal por el feminicidio cometido en contra de Ana Karen, hechos registrados el 25 de enero de este mismo año en un motel al sur de Culiacán.

Uno de los feminicidios ahora acreditados corresponde a la causa penal 481/2020, por el caso cometido en contra de Cecilia Guadalupe “B”, localizada sin vida el 19 de diciembre de 2018 en un canal de riego de la sindicatura de Costa Rica.

Dentro de los actos de investigación realizados se obtuvieron datos de prueba en contra de Rosario Alfonso “R” mediante testimonios, inspecciones, entrevistas, pruebas periciales en materia de medicina forense, criminalística de campo, entre otras.

Este 3 de septiembre de 2020, en audiencia inicial el Ministerio Público formuló imputación, logrando obtener la determinación de vinculación a proceso, medida cautelar de prisión preventiva oficiosa y 4 meses de plazo para investigación complementaria.

La segunda causa penal por la que se formuló imputación corresponde al feminicidio de Lucía Mariana “M”, desaparecida el 11 de diciembre de 2019, y localizada sin vida 5 días después en el camino de terracería cercano al Ejido San Rafael, sindicatura de Costa Rica, municipio de Culiacán.

Mediante el trabajo realizado por el Ministerio Público, policías y peritos de esta Fiscalía de Sinaloa, se lograron integrar los datos de prueba que acreditan la presunta responsabilidad de Rosario Alfonso “R” en estos hechos.

Correspondiente a esta causa penal, la audiencia inicial para formulación de imputación fue celebrada también este 3 de septiembre de 2020, misma que a petición de la defensa fue diferida para el día 22 de octubre de 2020.

‘El Chayo’, de pescador a presunto asesino serial de mujeres

Se trata de Rosario, conocido como “Chayo”, quien se salvó de morir tras naufragar varios días en altamar cuando era pescador.

Cambió las redes de pesca por los cuchillos y por un error cometido durante uno de los asesinatos, ahora es investigado por el homicidio de varias mujeres jóvenes a sangre fría.

La madrugada del domingo 13 de septiembre del 2015, ‘El Chayo’ salió entusiasmado de la zona de atracaderos del campo pesquero Las Arenitas junto con su tío de nombre Ramón de 50 años y otro pescador al que sólo conocía de vista rumbo a la bahía y se enfilaron hacia adentro a bordo de una panga con un potente motor mucho más grande de lo que se requería.

Según las propias declaraciones del sobreviviente aquel día, luego de algunos minutos de estar en el agua la popa se rompió debido a lo exagerado del motor y naufragaron por varios días en altamar, pero en la odisea su tío murió y su acompañante también.

Tras permanecer a la deriva en medio del mar, finalmente el sábado 26 de septiembre de ese 2015, la Secretaría de Marina Armada de México logró ubicarlo cuando naufragaba en la zona de la isla San José, al norte de la ciudad de La Paz, Baja California Sur, y de La Isla Espíritu Santo.

Tras el rescate el cuadro de deshidratación que presentó Rosario Alfonso fue severo y algunos de los testigos y expertos en medicina consideraron la salvación como un milagro y posteriormente fue llevado al hospital Salvatierra de La Paz para ser atendido.

Desde ese momento la vida de Rosario Alfonso cambió por completo, el ver de cerca a un familiar morir y no poder hacer nada más que resignarse a correr con la misma suerte en cuestión de horas, hicieron ver la vida muy distinta al joven pescador a quien para ese momento muchos le mostraban su apoyo y misericordia al conocer su historia en los medios de comunicación.

Meses después o quizás días, el joven pescador quedó en el olvido, nadie supo qué fue de su vida y a qué se dedicó, a nadie le importó, pero hace los ojos de los “sabuesos” expertos en homicidios comenzaron a seguir sus rastros.

La Fiscalía General del Estado ahora lo acusa de quitarle la vida a varias mujeres a quien habría contactado a través de las redes sociales.

(EM)

Fuente: Línea Directa

Comentarios

efficitur. in Sed diam luctus accumsan Aliquam ipsum ante. commodo