Centro

A un año de la muerte de Alejandra, la herida sigue abierta… y la coladera, a medias

Este caso conmocionó a Culiacán entero; la joven fue tragada por una alcantarilla que fue denunciada varios meses antes y nadie hizo nada para taparla, hoy tiene un barandal blanco

Se cumple un año de la muerte de Alejandra, jovencita que cayó a una alcantarilla en Culiacán.

Se cumple un año de la muerte de Alejandra, jovencita que cayó a una alcantarilla en Culiacán.

Culiacán, Sinaloa.- Este ‪5 de septiembre‬ se cumple un año de aquella muerte que tanto dolió a los culiacanenses. Alejandra “N” de apenas 17 años, estudiante y voleibolista fue prácticamente tragada por una coladera que 78 días antes de la tragedia había sido reportada por los vecinos y que ninguna autoridad atendió.

El fatal suceso dio vuelta al mundo al hacerse viral el video que se filtró de C4 de cómo la muchacha trataba de salir de la furia del agua, arrastrada hacia el arroyo que se formó por las fuertes lluvias que azotaron la capital del estado, y de repente desapareció al caer a la coladera.

De inmediato, autoridades municipales, de Protección Civil y Bomberos implementaron un operativo para localizarla. La joven desapareció poco después de las 4:00 de la tarde del jueves 5 de septiembre. Al caer la noche, se suspendieron las labores y se reanudaron al día siguiente.

El viernes 6 de septiembre, alrededor de las 8 de la mañana, su cuerpo sin vida fue encontrado en el canal Recursos Hidráulicos, por el Eje Federalismo, aproximadamente a unos 900 metros de donde se encontraba la coladera abierta.

La ciudad entera lamentó este trágico hecho. Los amigos, compañeros y seres queridos de Alejandra la calificaron como una estudiante y deportista muy entregada y capaz, que siempre daba lo mejor de sí misma.

Puedes leer: Clima: Septiembre, un mes de desastres por lluvias en Sinaloa

Miguel Torres Ponce, miembro del Cuerpo de Rescate de la Policía Municipal, quien encabezó el operativo de búsqueda al lado de Adán Shinagawa, ahora ex comandante de Bomberos, recuerda este caso tan doloroso, donde la omisión de unos fue la desgracia de otros.

“Es muy lamentable y pues ahí a veces cuesta la vida de una persona los errores del pasado, por decir así en las construcciones y cosas del estilo, pero ya corresponde a protección Civil, Desarrollo Urbano los permisos que den para construir, ellos son los indicados”, externó.

Hoy, un año después, un barandal de acero pintado de blanco cubre el hoyo por el cual caen las aguas al arroyo entubado que cruza por debajo de unas viejas casas asentadas de manera irregular sobre su lecho. Ahí donde quedó el automóvil del que se bajó Alejandra y que fue arrastrado, hoy se observa una casa en abandono, el callejón vacío, con familias ariscas, no quieren hablar.

Sin embargo, se quejan a lo lejos que las autoridades no hacen nada para solucionar el problema de las inundaciones en las vialidades en este sector.

Luego de la tragedia, fue el arquitecto Francisco Monárrez quien de inmediato hizo una losa y cubrió la mayor parte de la coladera, pero esta fue retirada y en su lugar el municipio colocó una protección tipo barandal con gruesos soportes pintado de color blanco con el que se espera ya nunca más ocurra otro hecho similar.

Sin embargo, esta zona, es baja, es por donde se junta el arroyo que se forma de las aguas de lluvia que bajan de la colonia Los Pinos o de la Industrial Bravo; una gran cantidad se va por el arroyo entubado que desfoga en el canal principal, donde fue localizado el cuerpo de la joven Alejandra.

(GR)

Fuente: Línea Directa

Comentarios

nunc suscipit et, neque. commodo dolor dapibus eget mi, tristique mattis