Sinaloa

¡A Palacio Nacional y Greenpeace! Llevan problemática por vertimiento de aguas residuales

Antonio Zambrano, representante de miles de familias, dio a conocer que la Semarnat iniciará una investigación para determinar si el gobierno municipal está afectando el estero de Urías

Mazatlán, Sinaloa.- Hasta Palacio Nacional y organizaciones ambientales como Greenpeace llevó Antonio Zambrano la problemática que viven miles de familias de asentamientos cercanos al estero de Urías, donde se construyó una planta tratadora de aguas hace más de cinco años y que desde hace meses es ineficiente y altamente contaminante.

El residente de la colonia Quinta Chapalita, detalló que por sugerencia de la organización internacional Greenpeace, preparan ya una denuncia colectiva a interponer en cuanto abran los juzgados en contra de la administración de Luis Guillermo Benítez Torres y la Junta Municipal de Agua Potable y Alcantarillado de Mazatlán por la alta emisión de contaminantes hacia el cuerpo de agua.

“Le enviamos imágenes de los daños causados a todo el ecosistema que era hábitat de aves y peces, y que si no actuamos a tiempo terminará destruyéndose, hacemos un reconocimiento a esta organización por su gran trabajo en favor de nuestro planeta y les solicitamos de su atención y presencia para juntos exigir a las autoridades se detenga este suicidio a la ecología”.

Explicó que estudios realizados muestran noventa y tres mil unidades patógenas de heces por cada 100 mililitros, cuando según la NOM-001 de Conagua indica que el máximo debería ser mil a dos mil unidades, lo que refuta las declaraciones del gerente de Jumapam, Ismael Tiznado que las aguas vertidas llevan un tratamiento previo aprobado.

Antonio Zambrano calificó de inhumana la acción del presidente municipal al permitir que se arrojen las aguas negras crudas al estero, así como negarse a recibir las solicitudes para frenar esta situación, que en gobiernos municipales anteriores no ocurría y donde se están ahorrando corruptamente el dinero de esos tratamientos.

“No fuimos recibidos, el oficio no nos lo quiso sellar de recibido, imagínense ustedes señores la impotencia de los que vivimos ahí, ellos cerrados en su negatividad de que las cosas están bien y nosotros percibiendo esos olores fétidos pasándonos por enfrente de nuestras casas”.

Agregó que tras un escrito enviado a Greenpeace, la asociación refirió que no cuentan con las facultades para emitir alguna sanción o corregir la situación, sin embargo, en respuesta se recomendó una denuncia colectiva por las miles de familias afectadas con copia para la institución para que quede como precedente.

Fuente: Línea Directa

Comentarios