A vecinos de El Toreo los ‘inunda’ la preocupación y solo reciben oídos sordos del gobierno

De nueva cuenta vecinos del sector protestaron públicamente, le exigen al gobernador que los atienda y sus funcionarios respondan, ya que ni las llamadas les contestan para dar una solución

Escrito en SINALOA el

Mazatlán, Sin.- La situación de 400 familias del fraccionamiento El Toreo, además de otros asentamientos de la zona, ante las constantes inundaciones que sufren en sus viviendas cada temporada de lluvias, y los oídos sordos mostrados hasta el momento por la autoridad, llevó que de nueva cuenta los vecinos protestaran este viernes.

Con una pancarta, colocada al exterior de Palacio Municipal, los afectados demandaron que una autoridad les preste oídos y se comprometa con hechos, resolver un problema añejo que viven al presentarse las lluvias, pero que en los últimos años se ha agravado, más porque el fraccionamiento El Cid, mantiene cerradas las compuertas a un canal que resulta insuficiente para desfogar la zona.

“Literal, tenemos el agua hasta el cuello, ya estamos llenos de angustia porque se nos vienen las lluvias y nos vamos a inundar. Las inundaciones en El Toreo son cada vez más críticas, antes nos llegaba a la casa los diez centímetros, pero ahorita hasta metro y medio, se han perdido vehículos, las casas se deterioran”.

La afectada, junto con un grupo de mujeres adultas mayores en su mayoría, alzaron una vez más la voz, y le pidieron al gobernador Quirino Ordaz Coppel, que cumpla con su palabra y sea hombre de hechos, ya que la persona que asignó para atender este problema social, a la fecha no responde ni llamadas y menos se comunica para tener una respuesta.

“Fíjense bien, nos asignó a una persona de Obras Públicas del Gobierno del Estado y a un secretario Jaime Tamayo, me dio la tarjetita para que le llamara, diariamente, religiosamente diario le hablo, así como ustedes no me contestan que no me conocen, así no me contesta para nada, esto se me hace una burla ¿a qué estamos jugando?”.

Indicaron que ellos están dispuestos a aportar parte que ayude a resolver el problema de inundaciones, cuyo proyecto oscilaría en 35 millones de pesos, pero las autoridades justifican que no tienen dinero para ello, pese a que desde hace tiempo lo plantearon al Gobierno, pero nadie quiere atender.

Advirtieron que elaboran un documento ante la Conagua para que investigue este caso de El Cid, como también acudir a Culiacán y llegar hasta Palacio Nacional para que los escuchen y resuelvan el problema que viven desde hace 35 años, pero que en los últimos se ha agravado.