SUR

Con todo e inundaciones, el sur de Sinaloa se libra de daños por Pamela: PC

Óscar Osuna Tirado mencionó que pese a que en Elota y San Ignacio se dio el ingreso del fenómeno meteorológico, no se reportaron daños mayores

Con todo e inundaciones, el sur de Sinaloa se libra de daños por Pamela: PCCréditos: Cortesía
Escrito en SINALOA el

Mazatlán, Sinaloa.- El taponeo de drenes y de arroyos generó la inundación en el ejido La Campana, por el crecimiento del rio de Las Cañas, en Escuinapa, en donde unas 300 casas aproximadamente, fueron desalojadas por personal de Conagua y Protección Civil, sacando gente en lanchas, expuso Óscar Roberto Osuna Tirado.

Da click aquí y encuentra más información de Línea Directa Portal en nuestra página de Google News

El coordinador de Protección Civil en la zona sur de Sinaloa, explicó que en el municipio de Rosario reportaron desbordamiento del rio Baluarte a la altura de Chametla, y la cabecera municipal y hasta la tarde del miércoles se monitoreo que el cuerpo de agua no se desbordara en Agua Verde para que no se incomunicaran las comunidades. 

“Mazatlán podríamos decir que está tranquilo, únicamente el tema de CFE que está a marchas forzadas trabajado toda su infraestructura para restablecer todos los cortes de energía eléctrica que tenemos en el municipio; bueno podríamos decir que por los vientos fue Mazatlán, el tema de Rosario tenemos ahorita en Chametla en lo que viene siendo el desbordamiento del río y en Escuinapa lo que es en el Ejido la Campana”.

En un balance hecho para el municipio de Mazatlán precisó que ya se desactivo uno de los refugios, pero se mantienen con personas el del Centro de Convenciones y el de la Sixto Osuna en Villa Unión; aunque el puerto está fuera de peligro y con saldo blanco y se trabaja en restablecimiento por parte de CFE del servicio de energía eléctrica.

Agregó que la carretera Mazatlán-Durango presentó un deslave que ocasionó un cierre parcial, en donde se pudo restablecer el paso a la circulación con precaución; además dijo que, en Elota y San Ignacio, pese a que fue donde llegó el ojo del huracán, no se registraron daños mayores.