Policiaca

Video: ‘La guarida de la muerte’

Cuestión de inteligencia o sólo un golpe de suerte el rescate del secuestrado y aseguramiento en Navolato

Navolato, Sin.- La vigilancia no era normal. Había más patrullas de lo habitual en las calles y caminos de la sindicatura de Villa Benito Juárez municipio de Navolato, y es que el gobernador había asistido a una gira de trabajo a la comunidad con más actividad económica y agrícola en el municipio cañero.

Los punteros los sabían. Corrían de un lado a otro con sus radios en una mano y con la otra manejando sus motos con luces de halógeno y algunas de ellas con estrobos de patrullas y sin placas de circulación por caminos y calles de la sindicatura.

Te recomendamos leer: VIDEO: Enfrentamiento deja un agente policíaco lesionado

Con los altavoces encendidos se alcanzaba escuchar la posición de ellos y el punto a donde se dirigían. Mientras que transitaban evitaban toparse con las patrullas de frente y cuando observaban a lo lejos alguna de ellas doblaban por entre las calles para perderse entre los sectores de la comunidad e instantes después el gobernador pasó en uno de los vehículos por la carretera la 20 rumbo a Culiacán escoltado por el personal de seguridad y gabinete.

Minutos antes un grupo de agentes de la Policía Estatal Preventiva que realizaba recorridos de vigilancia por la misma carretera dónde el mandatario estatal pasaría, se topó con una camioneta doble rodado de color rojo que estaba estacionada en el acotamiento de oriente a poniente de dicha rúa.

Te puede interesar: Video: Tras balacera, hallan casa de ‘tortura’ con fachada de yonke

A los agentes se les hizo sospechoso el vehículo y bajaron la velocidad ante la proximidad de un tope que se encuentra a unos metros del canal Santa Marta qué sirve como límite territorial de los municipios de Culiacán y Navolato y sin detener la marcha de las patrullas fijaron la mirada en la doble rodado estacionada frente a un yonke.

De pronto los disparos pusieron en alerta a los agentes que repelieron la agresión y contestaron con fuego. Uno de los proyectiles hizo blanco en uno de los glúteos de uno de los uniformados logrando lesionarlo pero no de gravedad, mientras que el resto de sus compañeros continuaron disparando contra la camioneta que emprendió su huída rumbo a la carretera Culiacán-Eldorado.

Los preventivos señalaron que fueron alrededor de 10 sujetos fuertemente armados que portaban armas largas y chalecos porta cargadores e iban en la caja de la unidad de redilas desde dónde siguieron disparando contra los uniformados.

El agente herido fue trasladado rápidamente por sus compañeros al hospital del Seguro Social de Villa Juárez, donde fue estabilizado y posteriormente trasladado a un hospital de Culiacán a bordo de una patrulla para ser atendido

Instantes después elementos de la Policía de Investigación arribaron al sitio del enfrentamiento que se encontraba sin resguardo policial y luego de inspeccionar el interior del inmueble lograron localizar al menos tres unidades con reporte de robo, cartuchos para armas de fuego, droga y objetos para causar tortura en personas privadas de su libertad.

Las propias palabras del secretario seguridad pública confirmaron que el yonke era sólo una fachada utilizada por integrantes del crimen organizado para camuflar la casa seguridad donde se realizaban actividades ilícitas y que cerca del lugar se localizó a una persona estaba privada de su libertad en dicha guarida.

Las decenas de casquillos regados sobre el negro pavimento de la carretera la 20 producen un sonido similar al del cascabel cuando son arrollados por las llantas de los vehículos que pasan por el lugar y voltean a ver entre la oscuridad la guarida de la muerte que se ilumina de manera intermitente por las luces roji y azules de las torretas de patrullas que resguardan el lugar.

El lugar donde se localizaron objetos de tortura como bates de béisbol y tablas para golpear los glúteos luce tranquilo. El silencio impera en el ambiente, tal vez encontraste con los gritos de dolor y angustia que las víctimas gritaron dentro de la construcción cuando eran torturados por los gatilleros que minutos no se tocaron el corazón para cegarle la vida a un elemento de la Policía Estatal Preventiva.

Fuente: Línea Directa

Comentarios

dolor massa eget ut id leo dictum