Policiaca

Iban a sepultar a su hermano y mueren antes de llegar al panteón

Las dos víctimas fatales del choque de este martes por la tarde en Pericos habían perdido hacía unas horas a otro de sus hermanos por causas naturales

Mocorito, Sin.- Como si fuera una mala jugada del destino, dos hermanos, hombre y mujer, fallecieron la tarde de este martes cuando se dirigían al sepelio de otro hermano que había muerto hace unas horas por causas naturales.

Adán, de aproximadamente 65 años y vecino de la sindicatura de Culiacancito, y María Leticia de 54, no pudieron darle el último adiós a su hermano. A ellos les fue imposible derramar sus lágrimas mientras el féretro bajaba hacia la última morada de la tumba.

Contrario a eso la familia dice en voz baja que fueron a alcanzarlo. Que ahora estarán juntos, cómo lo estaban cuando eran niños.

La mayoría de la familia vestida de negro a causa de luto por la pérdida del primer hermano, llora desconsoladamente mientras se abrazan entre ellos bajo los fuertes rayos del sol y el calor abrasador cercano a los 40 grados que emana de lo negro del asfalto de la carretera México 15.

Los ojos cansados de tanto llorar, se ven enrojecidos e hinchados mientras esperan que los peritos de la Fiscalía General del Estado terminen las diligencias de trabajo de campo para sacar los cuerpos del interior del vehículo Chevrolet Trax de color arena que quedó convertido en chatarra tras el choque.

Te puede interesar: Accidente de carretera en Pericos deja dos hermanos fallecidos

El olor a diesel de la góndola y fluidos del motor de la camioneta se mezclan con el olor a formol de la camioneta de conocida casa funeraria, cuyos empleados abren las puertas traseras de la caja para prepararse a subir los dos cadáveres, mientras los curiosos, en su mayoría mujeres, se arremolinan a la cinta amarilla sin importarles la sana distancia para no perder detalles del levantamiento de cuerpos.

Entre sollozos se puede escuchar a la familia decir que apenas venían de un rancho cercano llamado Calomato. Que se dirigían a sepultar a su hermano al rancho de la Vainilla, ubicado al oriente de la sindicatura de Pericos, pero que en el trayecto uno de los ahora fallecidos se empezó a “sentir mal”.

Razón por la cual decidieron dirigirse a la sindicatura de Pericos para buscar una farmacia y comprar medicamento, mientras el cortejo fúnebre siguió su camino rumbo a La Vainilla. Al llegar al crucero de la carretera Badiraguato intempestivamente una góndola de color rojo que circulaba por la México 15 con dirección al sur, dio vuelta a la izquierda para tomar la carretera a Badiraguato y en esos momentos la camioneta de la familia se impactó contra el costado derecho de la pesada unidad.

Al parecer las dos personas que fallecieron no llevaban puesto el cinturón y se impactaron de frente contra el parabrisas de la camioneta y los postes de la cabina, muriendo de manera instantánea en el lugar, mientras que otro joven resultó lesionado y minutos después fue auxiliado por paramédicos de Cruz Roja, que lo trasladaron a una clínica de Culiacán.

Fuente: Línea Directa

Comentarios