Yankees, a la final de la Americana

Los dominantes de la historia de las Grandes Ligas, los bien llamados Mulos de Manhattan, están en la gran final del joven circuito cuando dejaron en el camino a unos Mellizos de Minnesota que lucieron como mansos corderitos en solo tres juegos, con ello, se ganan el derecho legítimo de enfrentar al ganador de los Astros de Houston y los Rays de Tampa, que al cierre de este espacio se estaban enfrentando entre sí en el cuarto juego de esta etapa. Los Yankees, que están con méritos más que propios tras sufrir un sinnúmero de lesiones, que aún les sigue aquejando, pero que su brillante manager, esto por aquello de que el timonel vive de los resultados y estos le favorecen a Aaron Boone, porque no es fácil caminar entre brasas de carbón ardiendo al tener hasta 13 peloteros lesionados y que Yankees esté donde está, si a esto le sumamos el que le separaron del equipo a su máximo ganador Domingo German por situaciones de disciplina de MLB, y con la recuperación extraordinaria, lenta por cierto de Luis Severino, por razones más que creíbles se les tendría que campeonar, pero, del dicho al hecho hay mucho trecho y si es Houston considerado por los expertos no nada más como campeón de la Americana sino de la Serie Mundial, pues vaya que contra Yankees será batalla sensacional, o si le llegara tocar por esas cosas del beisbol Tampa, creeríamos que Yankees tendría problemas por aquello que en teoría sería muy favoritos, pero, la confianza mata al gato, por esto o por el otro, Yankees sigue demostrando que saben hacer las cosas y esperarán rival para iniciar el sábado venidero la batalla por la Americana.

Los Dodgers pudieran encontrar hoy su Waterloo, el quinto juego cierto será en el estadio de los Dodgers, es posible que el manager esté pensando en Buehller y atrás al inconsistente en serie de postemporada Clayton Kershaw, pero, por el otro lado Sthepen Strasburg que luciera una barbaridad en su anterior salida justamente en el estado californiano, aquí, la moneda está en el aire, de ser dejado fuera Dodgers, casi firmo ante notario público el que su manager Dave Roberts sería despedido, por el lado opuesto, si Nacionales pierde, creo no pasara nada, son situaciones un tanto cuanto diferentes, en lo único que se parecen estos dos equipos es en las constantes fallas de decisión de ambos managers y que adolecen de picheo sobre todo del preparador, pero de equipo a equipo sin duda Dodgers está muy superior a los capitalinos norteamericanos.

Por su parte, no crea usted que la tiene fácil los Bravos de Atlanta con todo y que regresa a su parque, la experiencia de los Cardenales de San Luis la segunda organización con más series mundiales ganadas puede jugar un papel preponderante ante la impetuosidad de los Bravos que poseen un buen arsenal, solo que la ansiedad de estas instancias de repente les juega las contras, ese cuarto juego en las condiciones que lo perdieron puede ser la clave, solo cuestión de horas y conocer quiénes van a la final de la Liga Nacional y la Americana.

En la cuenta regresiva del inicio de LMP, los Sultanes de Monterrey han oficializado que su punta de lanza para el debut en el circuito frígido será el regiomontano Édgar González que vivirá en su tercera casaca una apertura de temporada más, con los Naranjeros lo hizo varias ocasiones, con los Tomateros fue pieza importante y este sábado va contra los sacerdotes, los Águilas de Mexicali por ser los que bautizan ya lo hizo con el debut de Charros, esta vez serán los Sultanes de Monterrey.

El campamento de los Charros se pobló, recibieron desde ya a Gabriel Gutiérrez receptor de gran calidad, al estupendo parador en corto Amadeo Zazueta, al norteamericano Jon Kemmer, a Mike Brodway  y debio de reportar ayer el estupendo jardinero y mejor bateador Sthepen Cardullo, por lo pronto, los Charros están enviando al regiomontano receptor Erick Rodríguez muy posiblemente por una selección de draft del próximo año.

Los Tomateros de Culiacán recibieron al lanzador Ryan Kelly con experiencia de grandesligas, ha tenido también su paso por el beisbol de Puerto Rico y Venezuela, y en la pelota invernal mexicana para los Yaquis de Ciudad Obregón en el 2016-2017 viene etiquetado como el cerrojo teniendo ya a el preparador y situacional Derrick Loop.

Por su parte, los Venados de Mazatlán también incrementaron su personal, está con ellos el lanzador inicialista de buenos resultados con los porteños Konner Wade, igualmente viene de una buena temporada en el verano con los Bravos de León, el primera base y hombre de poder en sus muñecas Matt Clark, que incluso perdiera algunos juegos con los del bajío por lesión, pero totalmente recuperado esta desde ya a las órdenes del gran J.J. Pacho, el manager de los Venados de Mazatlán.

Comentarios

Donec consequat. dictum risus facilisis tristique felis Aenean lectus dolor.