‘Ya nomás nos quedan tres…’

Estamos a punto de que concluya el mes de febrero, y cada vez nos acercamos más al arranque del Circuito de Basquetbol de la Costa del Pacífico, que será el próximo 28 de marzo. Las noticias de cada uno de los nueve conjuntos que verán acción siguen fluyendo, y poco a poco nos vamos enterando de los detalles de la conformación de cada plantel.

En Sinaloa es por demás conocida ya la mala noticia de que son dos los equipos que no participarán la venidera campaña de la liga de baloncesto profesional: Garra Cañera de Navolato y Frayles de Guasave.

Indudablemente ésta situación entristece a los amantes del deporte ráfaga de las mencionadas plazas y de todo el estado, pues las rivalidades entre ciertas quintetas de la misma entidad eran evidentes y en verdad se disfrutaba del gran nivel de juego en la duela.

En Guasave la situación económica se fue complicando por las últimas campañas, y a pesar de los grandes esfuerzos que la organización realizó, y que fueron varios los años en que ‘se aventaban al ruedo’ aún sin saber cómo culminarían los compromisos que se adquieren temporada tras temporada, para éste 2019 simplemente ya no se pudo. Recuerdo que hace un par de años la directiva manifestaba que se unían varios empresarios a hacer equipo con Frayles para mantener al plantel allí, además de que muchos aficionados se comprometieron a adquirir abonados; sin embargo, esto no es suficiente para mantener a una franquicia y los múltiples costos que éstas generan.

Es una verdadera lástima que Guasave se quede ahora sin basquetbol, y es que esto nos hace recordar la salida de la entidad del equipo de béisbol Algodoneros, y la manera en cómo afectó ésta situación a la región y a la misma sociedad guasavense. Ahora que el rey de los deportes volverá para la venidera campaña 2019 de la Liga Mexicana del Pacífico el que se va es el deporte ráfaga…queremos suponer que esto no pasará de uno a dos años como máximo, pues Frayles ha prestado la franquicia a Gigantes de Jalisco, con la encomienda de ‘enrolar’ a directivos y afición en éste mundo basquetbolero de Cibacopa, y soltarlos para el 2020, regresando éstos a su lugar de origen, obviamente con los tapatíos también dentro de la Liga. En verdad, y por el bien de niños y jóvenes guasavenses, hacemos votos para que las autoridades tanto municipales como estatales ahora sí se pongan las pilas y apoyen a éste conjunto tan tradicional del Circuito, para que podamos verlos de nuevo en su casa.

El caso de la Garra Cañera lastima en verdad; ya en ocasiones anteriores hablábamos en este mismo espacio sobre los grandes esfuerzos que Saúl Saldaña, -quien fuera presidente del Club hasta la pasada campaña 2018-, realizó no solo en el tema del equipo como tal, sino también en materia de infraestructura deportiva aportando literalmente de su propia bolsa, para que el gimnasio Briseida Acosta pudiera albergar juegos de nivel, llámese duela y rehabilitación del inmueble; al final ni la misma afición respondió como se esperaba, a pesar de que el equipo también se caracterizó por ser peleador y entregado. Saldaña desistió y ahora curiosamente se mantiene en el mundo del baloncesto profesional, tras anunciarse que es el nuevo presidente de Caballeros de Culiacán: una de las organizaciones sinaloenses más sólidas en la Liga.

Lo dicho: ojalá que las autoridades deportivas en el estado volteen a éstos municipios y se den cuenta que el deporte profesional en éstas plazas es sumamente necesario, al ser las organizaciones y los jugadores los alicientes y las motivaciones de muchos niños y jóvenes que aman al deporte. Hacen falta en verdad espacios de distracción, entretenimiento y fomento a la unión familiar, además de sana diversión en nuestro estado, como para que en vez de sumar, restemos. Ahora Sinaloa ya no es más la única entidad en México con cinco equipos profesionales de basquetbol. Y como dice la canción: ‘ya nomás nos quedan tres…’.

Comentarios

tristique dolor ut id diam ut