Un PAN a la baja

En Guasave, hasta antes de la elección local de 2016, al PAN le había ido excelente en los anteriores dos procesos electorales, un local y otro federal.

Tras varios intentos, en los que había obtenido siempre el respaldado del panismo guasavense, Armando Leyson, ganó la presidencia municipal en 2013 alcanzando una votación caso de 57 mil sufragios.

En el proceso electoral federal de 2015, cuando aún el Distrito 04 correspondía exclusivamente al municipio de Guasave, el grupo de los Leyson, con la alcaldía en sus manos, se había apoderado del PAN local y logró colocar sin mayores problemas como su candidato a diputado federal a Jesús López Rodríguez, que alcanzó 45 mil 048 sufragios, que fueron suficientes para superar a su adversaria priista Diana Armenta Armenta.

Luego vinieron los errores del “Grupo Leyson” y la pasividad de auténticos panistas, y con ello llegaron de nuevo las derrotas. Seguramente envalentonados por los resultados de las dos recientes elecciones, impusieron en 2016 como candidato a la alcaldía a José Luis Leyson Díaz, quien pretendían relevara a su tío Armando “Kory” Leyson en la presidencia municipal.

Evidentemente a los ciudadanos eso no les gustó y el candidato panista sufrió una contundente y dolorosa derrota obteniendo una votación de solo 18 mil 511 sufragios. Aún hoy miembros del grupo argumentan que la debacle fue “debido a algunas situaciones atípicas y la intervención de fuerzas ajenas a la política”.

Para la alcaldía en 2018 el PAN logró solo 6 mil 649 votos con su candidato a la alcaldía de Guasave, con un candidato externo militante de uno de los partidos políticos con los que fue en alianza y que pocos sufragios le aportaron.

Esta pequeña historia de seis años y cuatro procesos electorales es el reto del PAN para el 2021, para lo que tendría que empezar a trabajar desde ya, y ese es el problema, porque está dividido estatal y localmente.

No se ponen de acuerdo ni en la fecha en que termina el periodo para el actual presidente del Comité Municipal del partido, ni para lanzar la convocatoria que regirá ese proceso para la elección de su relevo.

Y si no se ponen de acuerdo en eso, es muy difícil que lo hagan en otras cosas. Hay voces muy respetables en el PAN municipal, que bien podrían ponerse de acuerdo para enderezar el rumbo del partido, que se ha perdido por la intervención de agentes externos, alianzas cuestionadas e imposición de candidatos, cierto, pero también por convenencieras posturas de algunos militantes.

Hay ahora elementos que reúnen las características para encabezar una dirigencia digna y activa, además de personajes con muy buena presencia en la sociedad que bien pueden ponerse al frente de un proyecto electoral para 2021.

Comentarios

Aenean quis, eget libero. at elit. quis odio fringilla velit, nunc