Tortuguismo

Hace exactamente 6 meses del azote de la depresión tropical 19-E en el estado, que comenzó el 19 de septiembre en la zona norte, y en todo este periodo ha sido evidente el lento caminar de las autoridades en reparar el daño y apoyar a los damnificados. Los políticos cruzan señalamientos, el más reciente el del […]

Sin Línea… Y Directa es, desde 2014, la columna institucional de nuestros reporteros, quienes expresan libremente sus opiniones sobre los hechos cotidianos

Hace exactamente 6 meses del azote de la depresión tropical 19-E en el estado, que comenzó el 19 de septiembre en la zona norte, y en todo este periodo ha sido evidente el lento caminar de las autoridades en reparar el daño y apoyar a los damnificados.

Los políticos cruzan señalamientos, el más reciente el del diputado federal Casimiro Zamora en contra de alcaldes de municipios norteños, y entre autoridades municipales, estatales y federales se tiran la bolita pero el hecho concreto es que en 180 días ha habido un tortuguismo monumental.

Los pobladores del Valle del Carrizo, el Ejido Chihuahuita y los poblados 6 y 7 del municipio de Ahome, tan solo por mencionar un ejemplo, ya no quieren saber de excusas y argumentos burocráticos y se expresan tajantes: les han dado puro “atole con el dedo”. Así las cosas a medio año de distancia y ojalá que las cosas cambien en el transcurrir de los siguientes 6 meses, aunque ello se antoja difícil dado los antecedentes…

Atentos a las buenas nuevas que pueda traer consigo el titular de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural, Víctor Villalobos Arámbula, quien este martes estará en Mazatlán acompañando al gobernador Quirino Ordaz.

Don Víctor viene a un foro estatal de consulta ciudadana en el marzo del lanzamiento de Plan Nacional de Desarrollo del gobierno federal, sin embargo, es indudable que todos los cuestionamientos hacia su persona irán enfocados en cómo van las negociaciones para ampliar los apoyos a la agricultura comercial, situación que trae más que nerviosos, y con justa razón, a los productores sinaloenses.

Incluso, ayer el dirigente de la Unión Agrícola Regional de Sinaloa, Serapio Vargas Ramírez, calificó a Don Víctor como un “lobo con piel de oveja” que está mal asesorando al presidente López Obrador, y hasta dio entender que su negativa para apoyar la agricultura comercial tendría que ver con algunos arreglos con grandes empresas transnacionales. Duros señalamientos y esperemos que este martes Villalobos traiga buenas noticias que dejen atrás la mala percepción que se ha estado creando…

Fuertes acusaciones las que lanzó este lunes la alcaldesa de Guasave Aurelia Leal en contra de Socorro Castro, gerente de la junta municipal de agua potable, la Jumapag, a quien acusó de malgastarse el dinero del organismo en lugar de atender necesidades apremiantes, como lo es cuidar la sanidad del agua que usan los guasavenses.

En pleno Cabildo, Doña Aurelia aseguró que Castro Gálvez prefirió comprar un carro con los recursos de la Junta, así como arreglar sus oficinas para que todo quede muy bonito, pero sólo por fuera porque en su operación la junta no atiende cuestiones fundamentales como lo es el pago a jubilados y tampoco el pago de sustancias químicas para asegurar la calidad del agua.

La alcaldesa reprochó que el ayuntamiento ha tenido que hacer frente a estas omisiones, lo cual les ha representado un gasto por alrededor de 600 mil pesos. Así que en resumen, Leal López tronó una vez más contra Socorro Castro, y además de los problemas en la junta de agua, lo que queda claro es que el conflicto entre ambos sigue al rojo vivo.

El alcalde de Culiacán, Jesús Estrada Ferreiro, aseguró que no le quita el sueño que el Instituto Municipal de Planeación esté acéfalo desde hace casi dos meses, tras la abrupta salida de Juan Carlos Rojo Carrascal.

El munícipe señaló que él sigue trabajando con o sin Implan y que la falta de titular y de consejeros de este organismo no detiene el desarrollo de la capital del estado… es decir, en resumidas cuentas, Estrada Ferreiro minimizó la importancia del trabajo que se hacía en este organismo.

Preocupante porque a todas luces Culiacán es una ciudad a la que le hace muchísima falta un trabajo de planeación de desarrollo urbano, el crecimiento que ha tenido es caótico y esto se refleja en muchísimas cosas como caos vial, deficiencia en servicios públicos y hasta inundaciones… pero al parecer esto al alcalde no le merece mucha importancia… Así se las gastan. O peor…Comentarios:[email protected]

Comentarios