Tiembla Uber

Ahora sí que los pocos conductores que todavía prestan el servicio de Uber en Guasave deben estar temblando, pues les llegará una competencia muy fuerte, pero no crea usted que se trata de otra aplicación móvil de transporte ejecutivo, para nada: los nuevos competidores serán nada más y nada menos que las patrullas de la Policía Municipal, que ahora operarán como taxis para quienes se pasen de copas.

Así como lo lee. Y no es chiste: la alcaldesa Aurelia Leal aseguró este lunes que se acabó la lógica recaudatoria del alcoholímetro y ahora los conductores con varias copas encima no serán llevados al “Torito” sino a sus domicilios. No pues así ni qué necesidad de andar pagando taxi o Uber, ¿verdad?

Coincidimos con Doña Aurelia en que los alcoholímetros se han vuelto meros puntos de recaudación y que algo se debe haber para evitar tanto abuso policial registrado, pero de ahí a pensar que la solución es llevar a cada borrachito a su casa… tenemos nuestra dudas. Por cierto, en lo que sí hizo bien la señora alcaldesa fue en aplicar mano dura en el caso de los agentes que con el pretexto de los “vidrios polarizados” se llevaron a un padre de familia y a su hijo de 10 años a Barandilla. Seguiremos pendientes del caso pero por lo pronto los elementos ya fueron suspendidos…

Que no cunda el pánico. Es lo que debemos decirle a los policías municipales de Culiacán luego de que circulara la versión de que el ayuntamiento había dejado de pagar las cuotas al IMSS y por lo tanto los agentes no estaban asegurados pese a hacer frente a un alto riesgo en sus labores cotidianas.

Todo esto surgió después de que un elemento de Tránsito municipal fuera atropellado este domingo en la sindicatura de Eldorado, pero no pudo ser atendido en el Seguro Social supuestamente porque no estaba dado de alta, por lo que fue trasladado a un hospital particular. Esto desató cuestionamientos, y con justa razón, hacia la administración que terminó hace unos días, pues era inaudito pensar que los trabajadores municipales estaban desamparados, sobre todo los policías.

Por fortuna, la directora de Recursos Humanos del ayuntamiento, Yolanda Martínez Sotelo, aclaró lo sucedido y explicó que todo se debió a que en el Seguro no contaban con tomógrafo para hacerle los estudios necesarios al agente de Tránsito y por eso fue llevado a otra clínica. Dijo que tanto este agente, como el resto de los policías y los más de 7 mil empleados municipales, están debidamente dados de alta. Ahora sí que fue una falsa alarma…

Cual papa caliente, literal, es como están siendo tratados los migrantes centroamericanos que forman parte de la inmensa caravana que salió hace más de un mes de Honduras y que busca llegar a los Estados Unidos. Y con ayuda del gobierno estatal, el primer grupo de migrantes ya pasó por Sinaloa, aunque de manera exprés

Fueron un total de ocho autobuses para trasladar a los integrantes de la caravana desde Escuinapa hasta Navojoa, punto a partir del cual entra al quite el gobierno de Sonora. Y no es que estemos en contra de que los gobiernos apoyen a estos migrantes, pero pareciera que la única intención es “deshacerse” de un problema y pasarle la bolita al vecino.

Nayarit lo hizo, Sinaloa también, y Sonora hará lo propio para pasarle el paquete a Baja California. Y la historia se ha repetido a lo largo de todo el trayecto que empezó desde Centroamérica. El tema es sumamente delicado, y eso que esto es apenas un primer grupo reducido, el contingente mayor apenas viene hacia Sinaloa, y ya dijo el gobernador Quirino Ordaz que se esperan al menos 4 mil migrantes más, así que atentos a cómo será el apoyo gubernamental…

Ahora sí que el alcalde de Mazatlán, Luis Guillermo Benítez Torres, se fue con todo y sin rodeos en contra de sus antecesores en el ayuntamiento y claro y conciso dijo que le habían heredado un municipio muy deteriorado en todo sentido.

“El Químico” detalló que en materia de inseguridad el puerto anda muy mal, sobre todo en agresiones sexuales y en robo a casa-habitación. Y de la misma manera se quejó de cómo le dejaron la infraestructura pública, lleno de maleza en todas partes, con mal alumbrado público y las calles llenas de baches.

Todo mal, dijo Don Luis Guillermo, en pocas palabras. Lo que no nos dejó en claro es si ya está preparando algún tipo de auditoría o si piensa llamar a cuentas a alguno de sus antecesores para que responda por estas fallas. Ojalá no nos deje con la duda por mucho tiempo. Así se las gastan. O peor…Comentarios: [email protected]

Comentarios

Lorem ut dictum at Aenean leo. sem, eget Sed