Sinaloa en un año

Para el 10 de junio del 2021, ya habrá Gobernador electo, alcaldes, diputados federales y locales electos.  El mapa político muy probablemente será otro.

¿Habrá nuevas caras? ¿Habrá sorpresas o sorprendidos? ¿Cómo serán las campañas?

Al paso que vamos, la pandemia va a ser tema electoral, habrá mucho coraje, mucho enojo y mucho dolor en las calles.

Si en unos meses no hay vacuna, repito, si no hay vacuna,  las elecciones venideras obligarán al relevo generacional: solamente los menores de 55 años podrán salir a pedir el voto, los adultos mayores sería un riesgo que salgan a campaña será un riesgo para ellos y los electores.

Solamente aquellos adultos mayores que tengan condición física y un sistema inmunológico fuerte, podrían ir a buscar el voto en medio de la niebla de la pandemia, aún así sería un riesgo para su propia integridad y para el partido político que los postule… se ocuparía ser un animal político consumado para hacerlo.

Ahora bien, si la equidad de género a nivel nacional como regla no escrita se usa en los partidos políticos, tendremos elecciones en 15 estados, eran 14 pero con el revés a la Ley Bonilla, pues son 15 con Baja California.

En Morena hay 8 estados de esos 15 donde únicamente los precandidatos son hombres: Baja Sur, Chihuahua, Guerrero, Michoacán, Nayarit, Querétaro, San Luis y Zacatecas, el resto de los estados tendrán que postular mujer, en los que se encuentra Sinaloa, ahora que si el Presidente López Obrador quiere un hombre como candidato en nuestro estado, tendrá que impulsar rápidamente a una mujer en uno de estos 8 estados mencionados.

En el PRI a nivel nacional casi hay puros precandidatos hombres, tendrán que jugar a equilibrar la balanza en los estados y dejar pasar donde la tienen perdida y jugar a ganar donde tengan alguna posibilidad.

En términos deportivos ¿Cómo irá a jugar el Presidente en el 2021? ¿Va a tirar rectas ceñidas para ganar la Cámara Federal? ¿En las gubernaturas le bajará la velocidad o lanzará curvas? ¿En las alcaldías de plano las que no formen parte de su proyecto energético-turístico les tirará wild pitch?

El Presidente irá primero por la Cámara, quiere repetir el triunfo y así ir por la mayoría que le permita cómodamente su último tramo de Gobierno, a eso le va a apostar, las alcaldías y diputaciones lo dejará a los locales, a su suerte y a su trabajo, esperando que la cobija les alcance.

Y las gubernaturas, las gubernaturas, las va a definir él nada más.

Y la definición la explicó el presidente en Tijuana, antes de venir a Sinaloa, en marzo pasado, dijo mas o menos así: que el partido había decidido por el compañero Jaime (Bonilla) por que él se la jugó cuando nadie quería jugársela con Morena…

Si esa es la constante ¿Quién andaba con Morena en Sinaloa, cuando nadie se la quería jugar con ellos? ¿Quién dio la cara? Por ahí vendrá la decisión, sea hombre o mujer, si es hombre, repito forzará la decisión en otros estados.

En el PRI ya se sabe como se decide hasta el último momento.

Lo que sí, quien vaya a campañas irá a un valle de lagrimas, por que habrá mucho coraje,  mucha hambre, mucha impotencia y mucho dolor por los estragos de la pandemia.

Con ese coctel emocional quien quiera jugar a ser oficial, vale más que ni le entre.

Sumado a ello, los posibles brotes y rebrotes de los grupos locales, el efecto pandemia y las reglas que imperen los monopolistas de la violencia podrían contagiar a la democracia y volver a la elección del 2021 en un proceso electoral viral… donde todo mundo salga a votar.

Si es así Sinaloa se reseteará, hay que ir leyendo el día a día, por que esto podrá tomar otro rumbo y no es el que se ve a simple vista…

Y lo que le seguirá… de eso después hablamos.

Comentarios

pulvinar dolor libero. elementum ut Donec elit. et,