Silenciar al Poder

Las plataformas tecnológicas como Twitter, Facebook y recientemente Youtube silenciaron al Presidente Donald Trump. 

Debido a los mensajes de alto contenido de polarización social, así como carentes de verdad, que estaba enviando el residente de la oficina oval desde esas redes sociales. 

Recordemos que las televisoras norteamericanas censuraron el día de su discurso al dar afirmaciones sin comprobar.

Son estas plataformas las que están poniendo un alto a la desmesura que desborda Donald Trump en estos sus últimos días en la Casa Blanca y ya su gabinete lo está abandonando. 

Este es un fiel reflejo donde estas plataformas deberían hacer lo mismo en otros países pero por alguna razón no han querido poner el ejemplo ¿Por qué? Tan peligroso es Trump que tenían que ponerle un alto, por qué no hacen lo mismo en Brasil con un Bolsonaro. 

El acto de silenciar al poderoso por parte de otros poderosos, los dueños de las plataformas digitales, abre otro capitulo de la Ciber democracia o cómo el Big Data reconfigura y encausa a la democracia. 

¿Qué están viendo los dueños de plataformas digitales en sus servidores para censurar a tal o cual mandatario?

Lo peligroso de esto es que al Presidente Americano debió silenciarlo la Corte o detenerlo el Congreso, pero quienes lo silenciaron fueron Twitter, Facebook y Youtube. 

¿En este 2021 esas plataformas silenciarán la mañanera? Ya que el Consejero Presidente del INE, Lorenzo Córdova, ya enunció que las mañaneras deberían de dejar de transmitirse durante el proceso electoral. 

El Presidente hará lo que mejor le parezca y si no es un peligro para los dueños de esas plataformas, estos, no se volverán en paladines éticos a menos que afecten sus intereses. 

Estamos ante el peligro de los grandes silenciadores, que por primera vez silenciaron a un patán que debía ser silenciado, pero eso les abre la puerta para que por intereses y no por ética puedan silenciar a cualquier poderoso que no les convenga.

Por lo pronto ya se erigieron legítimamente en los que callaron a Donald Trump y eso el mundo se lo aplaude. 

¿A quién más callarán Twitter y Facebook?  

Y ahí está el peligro de la democracia, que al usar datos encausen, moldeen preferencias y callen a quien no les convenga… Ese es el peligro de la democracia, que en las sombras de los servidores informáticos se están erigiendo censores disfrazados de libertadores, que después nieguen a los demás hacer política en la web. 

Es el poder de los datos… si no lo cree revise sus términos de WhatsApp y vea la inminente migración a Telegram, aún así, los datos es lo que les da poder… poder para silenciar. 

El poder invisible que silencia al poder establecido… es el más poderoso y el más peligroso…

Comentarios