Semáforo naranja, nada qué celebrar…

Sigue firme en la dirigencia del Comité Directivo Estatal del PRI nos aseguran Jesus Valdés Palazuelos y no solo eso sino que cuenta con todo el resaltado del primer priísta en el estado, el gobernador Quirino Ordaz Coppel.

Con todo y que salió positivo a COVID-19, Valdés Palazuelos ha seguido con las riendas del partido en Sinaloa y con las campañas de apoyo social cl algunos productos del consumo básico familiar.

El de Culiacán no ha parado con todo y la pandemia y se nota que es uno de los principales gallos de “Quirino” para la sucesión. Atentos…

Este lunes es importante porque entra en vigor la prohibición de entrega y distribución gratuita de bolsas de plástico y popotes en cualquier establecimiento comercial de Sinaloa. Esto forma parte de las reformas a la Ley de Residuos y a la Ley Ambiental para el Desarrollo Sustentable que fueron aprobadas desde el pasado 23 de enero en el Congreso del Estado.

Algunos legisladores habían propuesto que ante la contingencia sanitaria, se aplazara esta restricción, pero ya no hubo tiempo de hacerlo. Sin duda es un paso muy importante para que Sinaloa camine hacia un futuro más sustentable y amigable con el medio ambiente. La prohibición de la entrega de bolsas y popotes es apenas el primer paso, y en los próximos meses se prohibirá también, de manera gradual, la entrega de vasos, platos y cubiertos desechables de plástico y unicel.

El secretario de Desarrollo Sustentable, Carlos Gandarilla, ha celebrado la entrada en vigor del primer punto de esta reforma ambiental. Y por cierto, también se ha dedicado ampliamente a aclarar que esto no significa que los ciudadanos ya no puedan usar bolsas de plástico para sacar su basura, pues podrán seguirlas comprando (por ejemplo, los paquetes de bolsas negras).

De lo que se trata es que los establecimientos ya no distribuyan estos artículos gratuitamente después de cada compra, a menos que estén compuestas en su mayoría de material biodegradable. Y también puede haber fuertes multas para quienes incumplan, pero de nuevo, contra los comerciantes y no contra los consumidores…

Más de un mes y medio después de que se instalara la “nueva normalidad” y el semáforo de riesgo del COVID-19 operado por el gobierno federal, a partir de este lunes Sinaloa estará en el “color naranja”, es decir, deja atrás el nivel máximo de alerta.

Esto fue adelantado por el propio gobernador Quirino Ordaz el pasado viernes por la mañana, y por la tarde, desde su conferencia en Palacio Nacional, el subsecretario de Salud federal, Hugo López-Gatell, lo hizo oficial. Sin embargo, el llamado tanto de Gatell, como del Gobernador y del secretario de Salud en el estado, Efrén Encinas, es que para nada se trata esto de bajar la guardia o confiarse.

Y quien realizó uno de los llamados más claros y concisos fue el director de Salud en el municipio de Ahome, Francisco Espinoza Valverde, quien subrayó que el “semáforo naranja” para nada es una invitación para que la ciudadanía salga de sus casas y que todos los negocios puedan abrir sin ningún tipo de restricción. Nada de eso.

Hay que seguir siendo extremadamente precavidos, y no debemos olvidar que si no hacemos caso y las cosas empeoran, nos regresarán al color rojo. Así le pasó a 9 entidades que se confiaron, y a pesar de que ya estaban en naranja, retornaron al nivel máximo de alerta. Es el caso de Baja California Sur, Zacatecas, San Luis Potosí, Jalisco, Querétaro, Hidalgo, Oaxaca, Yucatán y Quintana Roo. ¿Queremos que en Sinaloa se repita ese mal escenario?

Hablando de la importancia de ser muy responsables en estos momentos críticos, vaya polémica la que generaron las enormes filas que se registraron el pasado sábado afuera de una tienda ubicada por el Malecón Nuevo en Culiacán. ¿Qué iban a comprar los ciudadanos? Nada esencial ni importante.

Iban en busca de una gorra diseñada por un muy conocido youtuber conocido como “Markitos Toys”. Y cada quién sus gustos, pero sí se vale cuestionar si vale la pena arriesgar la salud por un artículo de esta naturaleza. Las críticas no se hicieron esperar y el tema generó amplias discusiones este fin de semana en las redes sociales.

Otras muy largas filas, por cierto, han sido vistas desde hace semanas en Culiacán y otras partes del estado. Pero estas sí para algo fundamental en esta contingencia: oxígeno, que necesitan los enfermos de COVID-19 y que escasea en prácticamente todos lados. Los más críticos no pudieron dejar de señalar que muchos de los que hoy se aglomeran para comprar algo intrascendente, próximamente podrían estar formados buscando oxígeno. No se le desea a nadie, pero hay que ser enfáticos en la cruda realidad e insistir en que todos debemos ser muy prudentes y responsables…

Los policías de Ahome están más que molestos con el alcalde Manuel Guillermo Chapman, y es que por primera vez en muchos años no se les dio su clásico aumento salarial, que siempre les otorgan en el mes de julio, en el marco del Día del Policía.

Carlos Francisco Rodríguez Ponce, director de Seguridad Pública municipal, confirmó que se realizaron los trámites ante las instancias correspondientes en el Ayuntamiento, pero no les fue aprobado el incremento. Y aprovechando la recta, los agentes denunciaron además que en esta administración les ha ido muy mal, pues no tienen uniformes, equipo de cómputo ni instalaciones dignas, en donde les faltan hasta los baños.

Al respecto, el presidente de la Comisión de Seguridad en el Cabildo, Alfonso Pinto Galicia, aseguró que siguen analizando con Tesorería la posibilidad de efectivamente darles este aumento a los policías. Y se entiende que en estas épocas dinero es lo que falta, sobre todo ante el recorte en participaciones federales, pero esperemos Don Billy se apriete el cinturón para darles este incentivo a los agentes. ¿Es mucho pedir?… Así se las gastan. O peor… Comentarios: lineadirectaportal@rsn.com.mx

Comentarios