Se terminó la espera

Tras una larga y ardua batalla entre dimes y diretes, en apariencia y en aparente calma, tanto el sindicato de jugadores de Grandes Ligas y los dueños de los bats y las pelotas, llegaron, no sé si a un feliz términos tanta disputa por jugar o no esta temporada muy atípica del 2020 que tantas angustias no nada más a los patrocinadores, a los aficionados sino a los mismos jugadores ha causado.

Pese a la latente amenaza que el virus sigue causando, esto porque todavía el día de ayer daban a conocer que algunos jugadores estaban en problemas de haber sido contagiados, y los riesgos que esto implica, ya hay fecha de que todo mundo reporte a sus respectivos clubes e reiniciar su acondicionamiento para que a finales del mes del próximo mes de julio arranque la temporada que en teoría debió de haber iniciado el ya lejano 26 de marzo de este tristemente recordado 2020.

Lo que si queda de manifiesto es el músculo que posee la asociación de jugadores que al margen de tener o no temporada hicieron que todo se complica que incluso muchos llegaron a pensar de manera catastrófica en sentido contrario que no pudiera ser posible que la temporada 2020 fuera posible, salió humo blanco por la chimenea de Grandes Ligas y la mini temporada será posible, y desde ya las casas de apuestas dan como favoritos en la Liga Americana a los 27 veces ganadores de la Serie Mundial los Yankees de Nueva York, mientras que en la Liga Nacional, ( esperemos que ya Roberts haya aprendido a dirigir) a los Dodgers de Los Ángeles, de eso sabe, en esto del beisbol como bien dijo alguien por primera vez que no hay nada escrito, no se pueden descartar con todo y lo vilipendiado que ha sido en los últimos meses a los Astros, a los Angelinos, a los mismos Medias Rojas en la Liga Americana, y en la Nacional, de ninguna manera puede uno descartar a los Cardenales de San Luis, los mismos campeones los orgullosos Nacionales por citar solo a unos cuantos, si a mi me dieran a escoger, no dudaría ni un ápice de segundo el inclinarme por la diadema  número 28 de la historia de los Yankees que sin duda estos mulos luciendo con algunos cañoneros en buena salud, hay que tomarlos en cuenta, el que de inicio este Hicks, Stanton, Judge y Paxton, claro que pueden ser los grandes animadores y favoritos, pero, ahí está el pero, el béisbol seguirá siendo el rey de los deportes.

Leía con atención a mi amigo Fernando Ballesteros en relación a la mejor contratación extranjera en la historia de Liga Mexicana del Pacífico, difiero, y esto no es que yo tenga la razón, una cosa es que vinieron como posibilidad y se convirtieron en realidad, sí definitivamente, gentes como Henderson, Winfield, Schilling etc, etc, de acuerdo, pero, aquí es donde tengo mi propia teoría, en la temporada de 1969-1970 vino contratado Tony Oliva, no venía como posibilidad, en su momento venía como campeón bateador en par de ocasiones en la Liga Americana, en 25 juegos ratificó su enorme calidad al disparar 12 para la calle, denme uno por favor de esas condiciones, ojo, no defiendo a nadie, solo el que Oliva tras de jugar esa 69-70 al siguiente año de nuevo fue monarca bateador de los Mellizos de Minnesota, ahora, en cuanto a números dejados en la LMP, nadie podrá refutar lo que hizo Sandy Madera que en tan pocos calendarios dejara en su poder 2 títulos de bateo, no fueron los 3 al hilo por situaciones de reglamento que le dio el título a el gran Mosco Arredondo de gratísimos recuerdos por el rumbo de Guasave, reafirmo, es mi teoría, respeto el sentir de cualesquier otro lector, periodista y aficionados, pero los números ahí están, cierto, Schilling vino vio y venció, solo un juego y este fue sin hit ni carrera, pero quien vino con los blasones de el gigante de Pinar del Río.

Son muchos aficionados que nos hacen preguntas vía redes sociales respecto a la continuidad de la Clemente Grijalva, nosotros al igual que ellos, estamos justamente en la misma situación, esto sigue siendo de mucha incertidumbre, son muchos los casos de contagios, cierto que le han abierto las puertas a muchos comercios, restaurantes entre otras actividades, pero, en lugares de aglomeración, ahí es donde la situación sigue siendo complicada, también es cierto que son cientos de empleos los que están varados y por ende se refleja en la mesa de casa, nada deseamos más de manera particular que ver de nuevo en acción la mejor pelota que se juega en el noroeste del país, estaremos muy al pendiente  y ya platicaremos al respecto.

Comentarios

vel, quis, ut nec Praesent amet, tristique luctus sed