Se extiende la cuarentena…

Importante información la que ofreció el gobierno de Andrés Manuel López Obrador este jueves, al aclarar que la etapa de confinamiento va a durar, según las condiciones actuales, hasta el próximo 30 de mayo en gran parte del país. Pero en algunas zonas, las menos, donde hay nulos o pocos contagios de COVID-19, la vida se podría ir normalizando a partir del 17 de mayo.

En Sinaloa, por desgracia, en ninguna zona se podrá terminar la cuarentena antes de junio. Las cifras ahí están. Somos una de las entidades con mayor incidencia de coronavirus. En el mapa de contagios presentado por el gobierno federal, aparecemos pintados de “rojo”.

Los datos que ofreció el subsecretario Hugo López Gatell señalan que hasta ahora 13 municipios sinaloenses tienen casos positivos de la enfermedad, y los 5 restantes son considerados “vecinos de contagio”, por lo que no cumplen con los requerimientos para un levantamiento anticipado de las medidas de aislamiento.

Así que a los sinaloenses nos espera por lo menos un mes y medio más en cuarentena. Y mucho tendremos que ver los ciudadanos en que este periodo no se extienda más en el tiempo. Si no reducimos aún más la movilidad, si seguimos ignorando las recomendaciones de las autoridades, las cosas pueden ponerse aún peor y habrá que ampliar el confinamiento. Está en nosotros…

Por desgracia, hasta ahora son muchos todavía los que no atienden el “Quédate en casa”. Tanto, que las autoridades municipales han tenido que tomar medidas drásticas, para desincentivar el movimiento de los ciudadanos.

En Culiacán, el alcalde Jesús Estrada Ferreiro tomó la decisión de “cerrar”, así de plano, el Primer Cuadro de la ciudad, esto después de constatar que seguía habiendo mucho movimiento, negocios repletos de clientes, y de que al Centro ingresaban “familias completas” en vehículos llenos.

De manera similar, en Navolato, Eliazar Gutiérrez Angulo instruyó que se instalaran “filtros” viales para comprobar que los automovilistas solo estuvieran fuera de sus casas por razones fundamentales, y además prohibirán que viajen más de dos personas en un vehículo y más de una en las motocicletas. Sin duda, este tipo de acciones se repetirán y multiplicarán en todo el estado si persiste la falta de responsabilidad y consciencia en esta pandemia…

Uno de los puntos más críticos de la extensión de la cuarentena es la cuestión económica y las grandes pérdidas que están sufriendo prácticamente todas las empresas, de todos tamaños y giros. Por ello, el diputado panista Jorge Villalobos consideró necesario sacar un punto de acuerdo en el Congreso, mediante el cual se exhorte al gobernador Quirino Ordaz Coppel para que adopte medidas que se han puesto en marcha en otras entidades, con estímulos de los impuestos locales.

En tanto, la diputada de Morena y presidenta de la Comisión de Hacienda, María Victoria Sánchez Peña, manifestó que han revisado el presupuesto estatal de 2020 y encontraron apartados de donde puede tomarse recursos tanto para el aspecto de Salud como para la reactivación económica. El problema es que nada de esto podrá ser aprobado hasta que el Congreso vuelva a sesionar, allá por el 5 de mayo.

Ante la crisis, es urgente que el Poder Legislativo se reactive y pueda buscar la forma de apoyar a los sinaloenses. Esto, claro, sin dejar de lado que el Gobierno del Estado también puede poner de su parte; ya ha anunciado algunos créditos y medidas de apoyo, pero ante lo que se viene, se requieren muchas más acciones…

Pero la política y la grilla no se detienen ante la crisis sanitaria ni económica. Al contrario, se intensifica. Para prueba, la polémica que crearon el pasado miércoles los gobernadores del PAN al acusar que el Insabi les donó equipo para proteger del coronavirus a los médicos, pero este era de marca patito y de “penosa calidad”.

Las fotos las compartieron en Twitter, de batas casi transparentes y cubrebocas pequeños y delgados. Sin embargo, la Secretaría de Salud federal les contestó y reviró que este equipo no iba destinado al personal médico que atiende directamente a pacientes con COVID-19, sino a “otros trabajadores”, como los que cuidan los filtros de entrada en los hospitales. De cualquier manera, la discusión se puso intensa en las redes.

Y desde Sinaloa, les contestó a los mandatarios estatales la diputada federal Yadira Santiago Marcos, quien les recordó que después de que gobernaron por 12 años y tuvieron la oportunidad de salvar al sector salud en México pero no lo hicieron, los panistas de plano no tienen ni cara para criticar los materiales que les llegaron de parte de la Federación, además de que casi los acusó de difundir un “fake news”. La grilla no para, en definitiva. Así se las gastan. O peor… Comentarios:lineadirectaportal@rsn.com.mx

Comentarios