¿Rocha muestra músculo hacia el 2021?

A la crema y nata de la política sinaloense reunió el senador Rubén Rocha Moya durante su segundo informe de labores el pasado viernes: en el presídium estuvieron el gobernador Quirino Ordaz Coppel, sus compañeros senadores Imelda Castro y Mario Zamora, así como el alcalde de Culiacán, Jesús Estrada Ferreiro, la presidenta de la Junta de Coordinación Política del Congreso local, Graciela Domínguez, y el presidente del Supremo Tribunal de Justicia del Estado, Enrique Inzunza Cázarez.

Pero como asistentes estuvieron también varios diputados locales, otros alcaldes (de Guasave y Navolato, por mencionar algunos) y hasta los rectores de la UAS y la UAdeO. Ellos de manera presencial y muchos otros siguieron el evento de manera virtual, pero de no haber sido por la pandemia que estamos viviendo, el recinto hubiera estado abarrotado sin duda alguna.

Y por qué no, el gobernador aprovechó para llenar de elogios a Rocha Moya, y lo calificó como “un sinaloense distinguido y comprometido con México y con su estado, que ha ayudado a gestionar asuntos muy importantes y estratégicos para el bienestar de nuestro estado”.

Con este informe, Rocha logró “mostrar músculo”. No solo fueron las flores que recibió, sino que demostró que cuenta con apoyo de personajes de distintas fuerzas políticas. Y el mensaje pareciera ir dirigido a algunos de sus contendientes que quisieran “comerle” el mandado en Morena. ¿A poco no? Y por cierto, el senador prefirió no meterse en mayor polémica y se abstuvo de contestarle a Gerardo Vargas tras su publicación del pasado jueves en las redes sociales…

En lo que también puede ser entendido como una clara movida con rumbo al 2021, este fin de semana la exalcaldesa de Guasave, Diana Armenta Armenta, fue nombrada presidenta del Organismo Estatal de Mujeres Priistas, y la protesta le fue tomada por la propia dirigente nacional de dicho organismo, Monserrat Arcos Velázquez.

Armenta sustituyó en el cargo a la diputada local -también guasavense- Mónica López Hernández, y este nombramiento tiene toda la intención de posicionarla políticamente, pues es bien sabido que Doña Diana, el próximo año, quiere recuperar la silla que le ganó Aurelia Leal en el 2018.

Así que a nadie le sorprende que de aquí en adelante, Armenta Armenta, aprovechando la nueva plataforma partidista que le encomendaron, busque posicionarse en medio de la agenda política. Y por si a alguien le queda alguna duda, hay que recordar la declaración de la dirigente del Onmpri, Monserrat Arcos, quien no fue tan sutil y durante su gira por Sinaloa dijo abiertamente que serán las mujeres priistas “las que recuperen muchas alcaldías” que perdieron hace casi 3 años. Más claro ni el agua…

Tal y como lo había adelantado a mediados de semana el secretario de Salud, Efrén Encinas, el pasado viernes el gobierno federal clasificó a Sinaloa en el “color” amarillo del semáforo epidemiológico del COVID-19 (en total, en el país hay 15 entidades en naranja, 16 en amarillo y por primera vez uno pasó al verde, que es Campeche).

Y aunque podría entenderse que esto es “una buena noticia” y que vamos “mejorando” en cuestión de la pandemia, lo cierto es que el doctor Efrén Encinas ha sido muy enfático en que si bajamos la guardia, no hay duda alguna que volveremos, a nivel estado, al semáforo naranja o incluso al rojo.

En cuanto al regreso a las escuelas, que ha sido un asunto que trae preocupados a muchos padres de familia, el gobernador Quirino Ordaz ya aclaró que no se daría de manera masiva y aún debe ser analizado a detalle entre las autoridades educativas y de salud, junto con los maestros, los alumnos y sus familias, por lo que el tema, en sentido estricto, aún está en “veremos”…

Con fe y esperanza, finalmente el pasado sábado miles de pescadores de bahías y esteros del centro y norte de Sinaloa, ya pudieron salir a capturar camarón, ante el levantamiento de la veda que había sido impuesta desde marzo. Recordemos que en el sur del estado, la veda se levantó el pasado 14 de septiembre.

Pero la situación es bastante compleja. Habitantes del campo pesquero de Dautillos, manifestaron que las deudas con proveedores, en especial de la gasolina, artes de pesca y refacciones para la reparación de motores, los están ahogando, y el problema es que no se sabe si habrá buena producción, además ya se hizo costumbre que todos los años inician a ciegas con los precios en el mercado.

Pero este año la situación está peor porque es probable que con la pandemia del COVID-19 se pongan más “batallosos” los grandes compradores. Así la enorme incertidumbre que priva en un sector que se ha visto casi abandonado por el gobierno federal, y el gobierno estatal intenta hacer lo más que puede y apoyar en lo posible, pero resulta insuficiente ante la indiferencia de la Federación… Así se las gastan. O peor… Comentarios: lineadirectaportal@rsn.com.mx

Comentarios

fringilla et, velit, quis quis, ante. felis adipiscing at lectus