Al momento

Ridículo nacional

La prudencia y la congruencia son virtudes que se agradecen en todas las actividades, pero más en el ejercicio de gobierno. Es deseable que quienes son...

Línea Directa | La información al momento
La información al momento | Línea Directa

La prudencia y la congruencia son virtudes que se agradecen en todas las actividades, pero más en el ejercicio de gobierno.

Es deseable que quienes son autoridad, que tienen poder, sepan discernir entre lo que está bien y lo que está mal, distinguir entre lo que puede generar unidad y lo que puede ahondar diferencias, saber lo que es sensato y lo que es ridículo.

¿Qué juicios de valor tomaría en cuenta el presidente municipal de Culiacán, Jesús Estrada Ferreiro, para tomar la decisión de mandar hacer un mural en Palacio Municipal, que es una réplica del logotipo oficial que utiliza el gobierno federal, pero incorporando la imagen del Presidente Andrés Manuel López Obrador, en medio, nada más y nada menos, que de Miguel Hidalgo y Benito Juárez?

Se trata de un hecho a todas luces inoportuno, inconveniente y tosco, con un innecesario y de mal gusto culto a la personalidad, que en unas horas se convirtió en tendencia nacional en redes sociales.

Si el propio alcalde reconoce que es posible que el mural no le guste a López Obrador, qué necesidad, y qué necedad, de hacer algo que entonces no le generará rédito político alguno, ni la simpatía presidencial ni la aprobación ciudadana.

Será la historia con el paso del tiempo la que deberá juzgar al gobernante, no las expresiones de bochornosa idolatría de sus seguidores y fanáticos.

Más prudencia manifestó un gobernador de Sinaloa hace algunos años, cuando ante la resistencia de un presidente municipal para acatar su deseo de que no fuera colocada una estatua con su figura en el bulevar que lleva su nombre en Guasave, ordenara tajante fuera decomisada y puesta a buen resguardo.

Algunos dicen que por ahí sigue escondida, y otros que fue fundida y usado el material para una estructura metálica que da la bienvenida a un rancho del norte de Sinaloa, pero la anécdota perdura.

¿Lo del mural es un acto ingenuo y de buena fe? Pudiera ser, pero lo que sea, con esto nada gana el alcalde ni Culiacán, que no sea el ridículo nacional.

Fuente: Internet

Al momento

Suscríbete a nuestro boletín

Para tener la información al momento, suscríbete a nuestro boletín en el tendrás las últimas noticias de Sinaloa, México y el mundo.